Consejos de ayuda

Cómo ayudar a tu hijo a decidir lo que hacer tras la educación secundaria o bachiller

Después de completar su vida académica obligatoria y bachillerato (u otra formación superior) tu hijo debe decidir cómo quiere continuar. Suele ser una decisión difícil para muchos alumnos, por eso, veamos algunas de las opciones que existen y algunos consejos de ayuda.

chica
Fuente: iStock

Que ayudes a tu hijo a “preparar su futuro” no es algo que como padre vayas a hacer solo al final de la secundaria. Realmente durante toda su vida vas a estar orientándole para ello. Claro que, cuando se va haciendo adulto, el que era tu niño pequeño, ya no lo es tanto y debe empezar a formar su vida. Un momento que puede ser emotivo para muchos, pero que a la par es muy gratificante. Aunque ir a la universidad es una de las opciones más habituales, la realidad es que tu hijo tiene otras tantas alternativas igual de válidas.

¿Qué opciones tiene tu hijo?

Después de la educación secundaria y tras cursar bachillerato o la opción elegida, estas son las alternativas más habituales entre los alumnos:

Ir a la universidad o hacer una formación superior

Esta suele ser la opción más común, aunque no por ello la más fácil de tomar. De hecho, hay muchos alumnos que quieren ir a la universidad, pero no saben que carrera escoger. Dile a tu hijo que piense en los puntos fuertes y débiles que tenga (a nivel académico y personal), además de las actividades extraescolares que ha hecho o si ha ganado algún premio o distinción en alguna asignatura.

Por otro lado, también deben considerarse cómo quiere estudiar (de manera presencial u online), así como la lejanía del centro de estudios.

Empezar a trabajar

Si para tu hijo no es una opción continuar con los estudios, puede empezar en el mundo laboral, le dará experiencia y, en el caso de querer retomar el estudio, puede utilizar parte de lo que gane para para una futura matrícula. Una salida que algunos se plantean también es la de entrar en las fuerzas armadas

Tomarse un tiempo “de descanso” o año sabático

Para algunos jóvenes que no tienen claro qué hacer o que no han podido matricularse en lo que desean por la nota necesaria, hacer un “parón” puede ser una salida. Pueden aprovechar este tiempo para viajar, para realizar servicios comunitarios, para aprender idiomas o para hacer prácticas…

¿Cómo ayudarlo a decidir?

Aunque te hayas podido preguntar si echarle una mano es buena idea o no, la realidad es que sí lo es. Eso sí, una cosa es ayudar y otra tomar la decisión por tu hijo, ya que lo que debes hacer es cederle esa responsabilidad de decisión, porque también es un aprendizaje muy valioso. Ten en cuenta estos consejos:

  • Una vez con las cartas sobre la mesa, lo mejor es escuchar a tu hijo y no darle demasiadas opiniones personales si no las está pidiendo.
  • Hazle saber que tiene tu apoyo, pero no intentes dirigir su futuro, al final esto no será un beneficio para las futuras decisiones que tenga que tomar.
  • Ayúdale a informarse bien de las opciones que tiene. No solo en Internet, sino también consultando al orientador de estudios del centro, preguntando a alumnos y profesores (en el caso de optar por una carrera) o incluso a personas (como amigos y familiares) que desempeñen profesiones que a tu hijo le interesen.
  • Háblale de que tome la decisión que tome, también debe tener en cuenta que será necesario un desembolso económico mayor o menor.
  • Aunque cambie varias veces de decisión, ayúdale a mantener el ánimo y el entusiasmo por querer avanzar.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo