Así puedes apoyarlo

Cómo ayudar a tu hijo a superar su primer desamor

Si sientes que tu hijo está más desanimado de lo normal porque está pasando por su primer “mal de amores”, mira estos consejos para ayudarlo a superar la situación.

¿Tu hijo adolescente va de un lado para otro como “un fantasma”? ¿No tiene ilusión por nada y se siente triste? Quizá está pasando por su primer “mal de amores” o su primera ruptura amorosa. Es importante, entonces, que le ayudes a superar la situación, pero siempre desde el lado del apoyo, no del reproche. Veamos algunas recomendaciones.

Para empezar, hay que tener en cuenta -como en tantas otras cuestiones de la vida- que si se trata de la primera vez que pasa por ello, lo va a vivir de una manera mucho más fuerte que si lo viviese de adulto. A un adolescente le puede ser difícil entender que se puede superar una “tristeza” así. Pero ahí está el trabajo de los padres para ayudarlo a que sea así.

Consejos de ayuda para padres

Toma nota de estos consejos para lograr que tu hijo supere la situación de la mejor manera:

Ponte en su lugar

Para intentar comprender por lo que está pasando, piensa en cuando tú estuviste en su lugar. No obstante, hay que considerar que cada persona es diferente y que cada una vive las cosas de manera distinta. Por eso, aunque los padres no pueden partir de su misma experiencia, sí que pueden tenerla en mente para sensibilizarse más con ellos.

Lo importante es apoyarlo, no agobiarlo

Lo que más necesita saber tu hijo es que estás ahí para apoyarlo y ayudarlo. No obstante, también debe aprender a lidiar solo con la situación. Sobre todo, trata de dar consejos, pero nunca de imponérselos, no debes presionarlo.

Por otra parte, si el adolescente no quiere hablar con sus padres, una buena idea es intentar que se abra con hermanos o con amigos. Seguramente le servirán de mucho apoyo.

Cuidado con el lenguaje

No se debe intentar minimizar el problema con frases como “pronto se te habrá olvidado”, o “no te preocupes”. Realmente no servirá de nada porque para tu hijo es algo que tiene mucha importancia en este momento de su vida.

No le digas veinte veces “te lo dije” o le reproches, eso no va a servir de nada. De hecho, lo que puede pasar es que se distancie más porque no va a querer acercarse a alguien que lo está regañando, además de que puede llegar a sentirse inseguro.

hija
Fuente: iStock

No hables mal de su antigua pareja

Ves a tu hijo mal, y no puedes evitar pensar mal de la persona que le “está haciendo daño”, y es que, el instinto protector aflora más que nunca. Sin embargo, evita hablar mal de esa persona, el objetivo es que tu hijo se recupere, no que sienta más rencor.

Intenta que se olvide

Recuérdale que no es bueno que esté continuamente tratando de contactar con su expareja ya sea a través del móvil, o bien tratando de encontrársela en los sitios a los que solían acudir juntos. Lo más adecuado es trata de mantener distancia, al menos por un tiempo.

Proponle distracciones

Es momento de intentar que el joven se distraiga y continúe haciendo actividades. Aunque quiera tener momentos en los que estar solo, que debes respetar, también debes animarlo a seguir teniendo ratos de ocio y de entretenimiento. Quién sabe, también puede ser un buen momento para descubrir una nueva afición.

Recurre a ayuda profesional

Si percibes que tu hijo tiene tendencia a actitudes dañinas, como no querer comer o conductas peores que afecten a su salud física o mental, puedes considerar consultar con un especialista en psicología.

Continúa leyendo