En qué debes fijarte

Cómo elegir un patinete eléctrico para tu hijo adolescente: todo lo que debes saber

Te ayudamos a ordenar las prioridades ante una decisión compleja como esta por la cantidad de opciones y diferencias de precios que existen entre unos y otros.

Si estás pensando elegir patinete eléctrico para tu hijo adolescente y que esté tenga una mayor libertad de movimiento de una forma sostenible, vas a afrontar una tarea que no es sencilla porque hay muchísimas alternativas en el mercado.

La primera impresión que te habrás llevado si ya has echado un primer vistazo y no tienes mucha idea de este producto es la diferencia de precios que existen. Esto es así porque hay una larga lista de detalles a tener en cuenta antes que el valor del patinete a la hora de elegir. Son estos detalles del patinete los que explican su precio. Los condensamos a continuación:

Confianza en la marca

Cuando pensamos en tecnología y en cómo abaratar la inversión pensamos en internet, y en concreto, en buscar opciones menos conocidas. En un patinete eléctrico debes pensar en detalles a medio plazo como el servicio posventa, mantenimiento y piezas de recambio. Esto, unido a la confianza que ofrece una marca con tiendas físicas donde su equipo te asesore, es el motivo por el cual escogemos esta clave en primer lugar.

Prestaciones

Las prestaciones de un patinete eléctrico se pueden medir de muchas maneras, pero la que más suele llamar la atención a los adolescentes es la velocidad. Debes saber en este sentido que la ley marca una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora para este medio de transporte urbano. Por eso, es importante optar por un modelo que pueda dar esa potencia, pero también que no pase de ella. Por ejemplo, hay patinetes como los de Pure Electric que no pueden “deslimitarse”. De otras prestaciones hablamos en epígrafes posteriores. 

Seguridad

Esta clave es tan importante como la garantía de la marca y las prestaciones del patinete. Más incluso que estas, pero van de la mano en cualquier caso. La seguridad que ofrezca el patinete es un factor primordial a la hora de escoger modelo. En este sentido, hay distintos aspectos a tener en cuenta. Además del mencionado de la velocidad, la estabilidad y el sistema de frenado son los más importantes.

“Los patinetes eléctricos van deprisa. Muy deprisa en algunos casos. Y al tratarse de un vehículo urbano, hay que extremar las medidas de seguridad”, apunta Max Buges, Managing Director Spain de Pure Electic, firma de referencia en nuestro país en el sector de la micromovilidad. Bufes incide especialmente en que el sistema de frenado del patinete sea doble, “mecánico y electrónico”, cosa que no ocurre en todos los patinetes eléctricos. Otro factor que suma a favor de un patinete con respecto a otro es que sea compatible con conducción de en días de lluvia y sobre calzadas mojadas o con charcos, como sí son los de Pure Electric. Esto depende del material en el que esté fabricado el diseño y de las características de sus neumáticos: consúltalo antes de tomar la decisión final. 

Materiales y aspectos técnicos

Los materiales en los que están fabricados los patinetes eléctricos también influyen en su precio, pero sobre todo lo hacen en cuestiones como la durabilidad y la seguridad. Por ejemplo, que su estructura sea sólida y que sus neumáticos tengan un grosor determinado incide, según Max Buges, en “una conducción más estable y suave, absorbiendo las irregularidades del pavimento”. A modo de referencia, el especialista de Pure Electric recomienda fijarnos en la base, que no es igual de ancha en todos los patinetes (7 cm más ancha de media en sus diseños) y en que los neumáticos sean, además de gruesos, resistentes a los pinchazos. 

Autonomía y calidad batería

La capacidad de carga de una batería se mide en Amperios. A mayor amperaje, mayor capacidad de carga y, por tanto, mayor autonomía. Esta regla es importante conocerla para poder leer y comprender las características de un patinete eléctrico en este sentido. Además, hay distintos tipos de materiales en los que se fabrican las baterías. Las más eficientes son las de litio, y estas son las que suelen llevar los patinetes eléctricos de mayor calidad. También son, como te puedes imaginar, las más costosas. Sobre la autonomía, es recomendable tener en cuenta comprar un modelo que esté un poquito por encima de la distancia que se necesita recorrer con el patinete antes de recargarlo.

Ligero y compacto

Este detalle no es decisivo porque del uso que se le vaya a dar al patinete, pero hay que tenerlo en cuenta. Si tu hijo lo va a a llevar a un sitio donde tenga que plegarlo, en transporte público, por ejemplo, es más importante este factor. Si no va a ser así, y simplemente va de puerta a puerta y lo aparca, no es tan decisivo. 

Garantía

Detalle muy importante que entronca con la primera de las claves. Una marca de confianza que opere sobre el terreno suele ofrecer una garantía mayor que además cubre más supuestos. Por ejemplo, en el caso de Pure Electric, a modo de referencia, son hasta de 3 años en toda su gama Air.

Complementos

Son detalles menores en comparación con otras claves, pero pueden marcar la diferencia si dudas entre dos modelos similares. Por ejemplo, Max Buges destaca en el caso de los patinetes eléctricos para adolescentes que estos incluyan un puerto de carga USB porque “permiten que el usuario pueda cargar su móvil durante su viaje, por lo que nuestros hijos nunca estarán sin batería”, concluye. 

Peso máximo

Por norma general, un patinete eléctrico soporta bien el peso de cualquier persona adulta, pero a veces nuestros hijos van cargados con bolsas que añaden peso; por ejemplo, cuando van a entrenar. Es posible también que queráis compartirlo en algunos momentos. Por todo ello, no está de más comprobar su peso máximo, siendo recomendable que soporte unos 100 kilos.

Todos estos detalles son importantes a la hora de elegir patinete eléctrico para un adolescente, y son también los factores que explican las diferencias de precios enormes que existen en el mercado. No olvidéis, además, de comprobar la normativa vigente en vuestro municipio sobre este medio de transporte y, por supuesto, tampoco lo hagáis de insistir a vuestro hijo o hija en que no pueden viajar acompañados en su patinete y, como incide Max Buges, de Pure Electric, en que lleven siempre el casco bien puesto y ajustado. Su uso es obligatorio en todos los casos si se viaja en patinete eléctrico.

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo