Conversaciones entre madre e hija

¿Cómo prepararla para su primera regla?

Antes del día D, tu hija necesita estar bien informada y, cuando llegue el momento, recibir todo el apoyo de mamá. ¿Cómo hacerlo?

primera regla

¿Cuándo conviene informar a una niña sobre la existencia de la regla? Bien sencillo: en cuanto ella pregunte algo; adecuando las respuestas a su edad, claro. Y, como muy tarde, a los ocho o nueve años. La naturalidad con que se aborde este tema influirá positivamente en la aceptación de ese cambio tan importante en su vida.

Entre madre e hija hay más complicidad

La madre es la persona ideal para iniciar este diálogo. Se trata de estar abierta y preparada para responder las preguntas que la niña plantee a medida que crece. Hablar de la primera regla es una oportunidad excelente para establecer un vínculo especial con nuestra hija que, más adelante, facilitará el diálogo sobre otras cuestiones, como las primeras relaciones sexuales o los anticonceptivos.

Hagamos memoria: cómo vivimos nosotras ese momento, qué información recibimos, qué consejos nos resultaron más prácticos o tal vez echamos en falta. Una buena manera de recordar los detalles es escribirle una carta a nuestra hija y dársela el día D: seguro que nos lo agradece.

La primera regla puede aparecer entre los los 11 y los 14 años y va precedida de una serie de cambios físicos: aumento de talla y peso, desarrollo de las mamas y aparición del vello púbico y axilar. A veces la edad del comienzo coincide con la de la madre, aunque las mejoras en la alimentación favorecen que el desarrollo sea cada vez más temprano, incluso antes de los 10 años. Pero esto no quiere decir que el desarrollo haya finalizado, sino que avanza por buen camino. Los primeros ciclos no suelen ser fértiles, y las irregularidades resultan frecuentes.

A los siete u ocho años, conviene que la niña ya esté bien informada (varias charlas y en diferentes ocasiones). Algunas encuestas entre adolescentes revelan que la información que más les interesa es la de tipo práctico. Podemos comprar algún libro que explique los aspectos físicos y hojearlo juntas (mejor, con ilustraciones aclaratorias).

Hay que comentarle que la regla suele iniciarse con un sangrado muy leve (a veces de un color tirando a marrón) y, al cabo de unos días, ser más abundante. Y mostrarle cómo se coloca un tampón, un salvaslip o una compresa. Si pensamos que el momento no anda ya lejos, conviene que lleve protección a mano por si le sucede fuera de casa.

Cuando llega 
la primera vez...

Hay algunas cosillas que podemos hacer para ayudar a nuestra hija:

  • Ir con ella a comprar salvaslips, tampones o compresas para el día y la noche.

  • Comentarle que los tampones son más cómodos (puede usarlos desde el primer día). Si hemos compartido con ella  algunos momentos de aseo personal (algo bastante habitual), le será más fácil asumirlos como un elemento más de higiene.

  • Explicarle que debe cambiarse cada dos o tres horas y llevar siempre recambio en un discreto neceser en la mochila (o un tampón o una compresa individual, en el bolsillo del pantalón). Mejor que faldas y pantalones sean de tonos oscuros, por si hay un accidente.

  • Animarla a que se duche todos los días. La ayudará a sentirse fresca y a vivirlo como algo natural. Practicar una actividad física moderada también le vendrá bien.

  • Algunas mujeres (no todas) sienten molestias en la parte baja del abdomen, sobre todo en los primeros días. Para aliviarlas, basta con descansar un poco, aplicar calor local (almohada eléctrica, ducha caliente), recibir un masaje suave en la parte baja de la espalda, tomar una infusión (manzanilla o salvia) o un analgésico suave, tipo paracetamol.

    Si son intensas, el médico de cabecera prescribirá fármacos más efectivos o la remitirá al ginecólogo. Es aconsejable acudir a este especialista si, tras dos años, las reglas siguen siendo irregulares, antes de las primeras relaciones sexuales y, en todo caso, hacia los 20-23 años.

Etiquetas: adolescencia, adolescencia y sexualidad, adolescentes, padres de adolescentes, regla

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS