Eliminación del vello

Depilación láser para adolescentes, todo lo que debes saber

¿A qué edad está recomendado? ¿cuál es el mejor método para hacerlo? ¿qué contraindicaciones tiene? Tratamos de resolver todas las dudas acerca de la eliminación del exceso vello del cuerpo en los menores de edad con alguno de los tratamientos que existen en el mercado.

La adolescencia es un momento vital lleno de cambios. El paso de la niñez a la edad adulta es complejo. Son demasiadas alteraciones a las que se deben hacer frente y eso implica que sean muchos los posibles factores que terminen afectando a los jóvenes a nivel emocional. El estético es uno de los más importantes no por lo que significa en sí sino por lo que supone en ellos y en cómo la percepción que tengan de su cuerpo puede perjudicar directamente a su autoestima. 

Y en este caso no nos referimos exclusivamente a la forma del físico sino a elementos como el vello cuya presencia en exceso suele ser una de las que más complejos genera en los adolescentes. Es por esto que depilarse pasa a ser una práctica habitual en muchos de ellos desde edades bien tempranas, que exploran diferentes métodos para hacerlo y así tratar de conseguir el que es su principal objetivo: hacer que no quede ni rastro de pelo por su cuerpo. Especialmente hay uno que logra esta meta de modo permanente, el láser, cuya garantía de eficacia está demostrada pero continúa siendo un total desconocido para muchos padres que lo ven como peligroso en la pubertad. Es por esto que vamos a tratar de arrojar un poco de luz sobre el tema para resolver todas las dudas en torno a él. 

¿A qué edad se puede hacer el láser?

Los complejos, las modas o un simple gusto estético provocan que sean muchos los adolescentes que quieran depilarse bien pronto. Comenzar con la cuchilla, la cera o la maquinilla para finalmente dar el salto al láser es el proceso más habitual por el que pasan muchos de ellos, que quieren eliminar el vello de por vida de distintas partes del cuerpo. Lo malo es que no es algo que esté indicado hasta pasado un tiempo prudencial. 

Los expertos suelen fijar en los 16 la edad recomendada aunque suelen estudiar por separado cada caso por si existe alguna anomalía concreta. Por ejemplo, hay niños en los que estaría justificado el hecho de recurrir al láser por determinados problemas de salud un exceso de vello mayor de lo normal o erupciones cutáneas de diversa índole que pueden tratarse mejor con esta tecnología como explican desde el centro de belleza Germaine de Capuccini Goya.

La pauta suele estar en esperar hasta la menstruación, al menos un año desde que se tiene la primera regla en el caso de las chicas, y un poco más en el caso de los chicos si tenemos en cuenta que continúan en pleno desarrollo hasta pasados los 18 años. Solo de este modo se conseguirá acabar con el vello como se desea, de lo contrario, y dado que el crecimiento hormonal no ha acabado, puede volver a aparecer tras un tiempo.

En manos de expertos

Al igual que en el caso de los adultos, lo primordial es acudir a los especialistas antes de someterse a ningún tratamiento. Deben ser ellos quienes valoren la situación de cada persona para poder tomar una determinación en torno a qué es lo más recomendable dadas sus circunstancias para que no exista ninguna contraindicación médica. 

Es importante asegurarse por tanto de que se escoge el tipo de láser adecuado en función de la piel del adolescente, que la persona que lo utilice esté formada para ello y que el lugar en el que se realice cumpla con todos los requisitos sanitarios. Solo así se garantizará que los resultados sean 100% satisfactorios

También te puede interesar:

Continúa leyendo