Comunicación con adolescentes

Educando en la adolescencia: "La vida es muy corta para decir "No" todo el tiempo"

Recopilamos dos grandes historias reales de dos madres y dos hijas adolescentes que han decidido que "La vida es muy corta para decir "No" todo el tiempo". Dos lecciones en las que aprendimos que, en ocasiones, evitar el "no" puede ser algo beneficioso. ¿Qué opináis?

Como padres, somos los responsables y encargados de cuidar, guiar y educar a nuestros hijos durante sus primeros años de vida. Durante ese tiempo, una de nuestra funciones es establecer límites apropiados a la edad y circunstancias de cada uno de nuestros hijos.  ¿Pero debemos ser siempre firmes o responder "no" cuando tengan una petición un poco alocada? Dos madres nos cuentan su visión, hartas de decir no permanentemente. Queremos saber vuestras opiniones.

Whitney Fleming es una mamá bloquera que narra y publica su experiencia con la maternidad en el blog "Playdates on Fridays". Recientemente compartió una situación que tuvo con sus hijas, y que resultó ser una lección en la que aprendió que en ocasiones, evitar el "no" puede ser algo beneficioso.

Resulta que sus dos hijas adolescentes comenzaron a tener la inquietud de teñir su cabellos de colores "no tradicionales", y se lo comentaron con muy poca esperanza de que su madre accediera. Sorprendentemente, su respuesta fue que lo pensaría. Y así fue como comenzó la reflexión que comparte en la publicación de Facebook, acompañada por la foto de una de sus hijas con el cabello teñido de azul.

La publicación de Whitney ha sido compartida miles de veces y ha recibido cientos de comentarios positivos, que aplauden su decisión, no solo por ser una madre flexible, sino por la lección que comparte acerca de cómo el detenernos a escuchar a nuestros hijos y tomar en serio las peticiones que tengan, puede mejorar grandemente nuestra relación con ellos.

"La vida es muy corta para decir "No" todo el tiempo"

La otra historia que queremos compartir es la que protagonizó Rachel Ann Carpenter, madre de Nevaeh, una pequeña de 10 años de edad, y la responsable de habernos hecho considerar usar el "sí" de vez en cuando con nuestros hijos, al contar en una publicación en Facebook una experiencia aterradora que tuvo con su hija.

La experiencia de Rachel Ann hizo que pusiéramos las cosas en perspectiva. Hay algo que es completamente cierto en lo que dice: ninguno de nosotros sabe cuánto tiempo más tendremos de vida al lado de quienes queremos. ¿Cuántas cosas vamos a dejar de hacer o negarle a nuestros hijos? ¿Acaso es realmente malo permiterles teñirse el cabello de colores de fantasía?

 

Simplemente se trata de encontrar un pequeño equilibrio y quizás también, no ser muy duros o caer en extremos de límites o sobreprotección con nuestros hijos. ¿No os parece?

CONTINÚA LEYENDO