Acné

Efectos secundarios de los tratamientos orales contra el acné

Los tratamientos orales contra el acné son prescritos en caso de que haya riesgo de dejar marcas de por vida. Son bastante efectivos aunque no están exentos de riesgos y efectos secundarios. Los analizamos.

Pasar de la infancia a la etapa adulta no es fácil. La adolescencia viene cargada de grandes cambios hormonales, físicos y emocionales que se manifiestan de diferentes maneras. De hecho, son los primeros los encargados de producir una de las principales afecciones de esta época: el acné.

Es cierto que casi todas las personas experimentan esta patología, pero no todas lo hacen de igual modo. Esto depende en gran medida del tipo de piel (las pieles grasas siempre tendrán más tendencia a tener acné que las que estén demasiado secas). En caso de aparecer, existen diferentes tratamientos para poder acabar con ello o, en su defecto, mejorar al máximo todos los síntomas.

Los principales son los tratamientos cutáneos a base de pomadas y cosméticos con compuestos y principios activos pensados para mejorar el aspecto de los granos y/o antibióticos combinados. Pero, si esto no funciona, entonces el dermatólogo puede optar por otro tipo de solución, como son los tratamientos orales que suelen ser bastante efectivos pero que llevan consigo ciertos efectos secundarios que conviene analizar. Para hacerlo con el mayor rigor, hemos contactado con la Doctora Úrsula Pielasinski Rodríguez, especialista en dermatología y venereología del Instituto dermatológico y medicina estética de Vithas Internacional.

Tal y como ella misma afirma, este tipo de tratamientos está creado a base de isotretinoína, un principio activo derivado de la vitamina A que ataca directamente a la producción de sebo por las glándulas sebáceas de la piel, que inhibe la formación de comedones o puntos negros y que disminuye la colonización de la piel por la bacteria implicada en la aparición de estos granos.

El mismo solo está indicado en casos de acné severo con alto riesgo de cicatrices cutáneas permanentes, o en caso en lo que sea tan agresivo que puede tender a la formación de quistes cutáneos profundos. Además, el dermatólogo también lo puede prescribir si la piel no ha respondido a otras formas de tratamiento oral (como los antibióticos) o tópicos (pomadas).

Efectos secundarios

Aunque es cierto que es capaz de acabar con este trastorno de forma casi irreversible, estas pastillas no están exentas de efectos secundarios. Los principales, de acuerdo a las palabras de Pielasinski, son:

  • Empeoramiento del acné durante las 3-4 semanas posteriores al inicio del fármaco como consecuencia del efecto rebote
  • Sequedad extrema en la piel con riesgo de aparición de dermatitis
  • Sequedad extrema en los labios
  • Sequedad extrema en los ojos que obliga a utilizar lágrimas artificiales
  • Sequedad extrema en la nariz que puede desencadenar en formación de costra e, incluso, sangrado posterior
  • Fotosensibilidad extrema que aumenta el riesgo por quemaduras solares (por eso, este tipo de tratamiento está totalmente desaconsejado durante los meses de verano)
  • Sequedad capilar

Además de ellos, existen efectos secundarios (que también desaparecer al acabar el tratamiento) menos comunes pero que también pueden aparecer:

  • Caída del cabello reversible tras la retirada del medicamento
  • Dolor muscular, sobre todo en la zona lumbar y en las articulaciones
  • Disminución del estado de ánimo con aparición de un cuadro de tristeza y bajo ánimo
  • Dolor de cabeza ocasional

Eso sí, aunque existe un mito extendido que afirma que estos medicamentos pueden causar infertilidad de por vida, la doctora dice que “no provoca infertilidad e ningún caso” y que “los síntomas son totalmente reversibles una vez que se ha eliminado el fármaco del organismo” (habitualmente alrededor de un mes después de acabar con el tratamiento).

Alto riesgo

Aunque todos los efectos desaparecen, existe un caso en el que se prohíbe expresamente tomar cualquier medicamento contra el acné: un posible embarazo. “Provoca defectos o malformaciones en el feto que son incompatibles con la vida, por lo que el embarazo está totalmente contraindicado durante el tratamiento y hasta un mes después de acabar con la medicación”, comenta la dermatóloga.

¿Qué es el acné?

Estos granitos pueden aparecer por todo el cuerpo, aunque son más habituales en la frente, las aletas de la nariz y, sobre todo, en la barbilla. Surgen como consecuencia de los cambios hormonales. En concreto, por el aumento de las hormonales sexuales llamadas andrógenos (las masculinas que están presentes en ambos sexos). Bajo su influencia, las glándulas sebáceas producen exceso de grasa taponando, en ocasiones, el folículo por el que aflora cada vello de la piel. Aunque lo haga, seguirá abierto, por lo que la piel se volverá oscura dando lugar a una espinilla o punto negro.

En caso de cerrarse, la piel se abulta y aparecerá un granito que, en caso de infectarse, se enrojecerá y aparecerá pus.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo