Adolescentes y sexo

El muelle: el alarmante juego sexual entre adolescentes

2 minutos

¿Qué podemos hacer como padres ante el nuevo juego sexual que abunda entre los adolescentes y que tantos peligros tiene?

También te puede interesar: Las 5 claves para establecer límites en adolescentes
Muelle

La alerta social creada por el definido “juego del muelle” cada vez es mayor. ¿En qué consiste? Es una práctica sexual cada vez más extendida entre la población joven y que va más allá de lo que se pueda imaginar.

Después de consumir alcohol (o sin necesidad de haberlo consumido) varios chicos se sientan en círculo con el pene erecto y varias chicas juegan a la penetración con ellos cambiando de pareja cada 30 segundos. El juego lo pierde el primero que consiga eyacular.

A parte de tener consecuencias de la talla de enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados, puede ser muy perjudicial para su desarrollo sexual futuro.

¿Por qué se viene dando este tipo de técnica?

Los expertos en psicología adolescente y la Policía Nacional coinciden en que es causa de una deficiente educación sexual, tanto en casa como en el colegio. Todavía existen tabúes que impiden hablar de sexo con los adolescentes con toda la normalidad. Según el psicólogo Jorge Vázquez Vallejo, otra de las causas es la famosa crisis que se produce entre padres e hijos adolescentes y que en ocasiones es tan intensa que los padres llegan a perder el control del comportamiento de su hijo, aun teniendo una correcta educación sexual”.

Según el psicólogo, conocer la raíz del problema es básico para conseguir zanjar el problema de forma correcta.

¿Qué perfil de adolescente suele practicar estos juegos sexuales?

En la gran mayoría de los casos suelen ser adolescentes rebeldes, que no estudian, no obedecen, se saltan las normas de casa, se rodean de malas compañías e, incluso, toman drogas. Además, hay un perfil muy minoritario que puede llegar a practicar este tipo de juegos con el objetivo de no ser excluidos de un grupo de gente.

El cambio que vive un adolescente y que se traduce en su paso de niño a adulto trae consigo algunas normas que conviene saber toda la familia ya que, de lo contrario, puede afectar a la relación y crear conflictos y conductas del tipo hemos descrito.

Pese a lo que comúnmente aceptado es que los padres impongan sobre el hijo su respeto y control, no es lo que se debería hacer. Si intentamos imponerle por la fuerza unas normas, su actitud será rebelarse contra ello ya que sus premisas no son las mismas que las nuestras.

Los padres comienzan a no querer relajar la presión por miedo a que el comportamiento del adolescente se les escape de la mano y el hijo comienza a pensar que la rebelión es la única salida de esas normas.

Debido a esto, lo mejor es que tanto padres como hijos acudan a terapia psicológica para poder controlar la situación de una forma pacífica.

 

Fuente: López Vallejo Psicología

Etiquetas: adolescencia, adolescencia y sexualidad, adolescentes, clamidia, educación, educación sexual, sexo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS