Se viste a su manera

¿Es extravagante o va a la moda?

Pelos verdes, pendientes en el ombligo, vaqueros caídos... ¿Es extravagante o va a la moda?

También te puede interesar: ¡Cuidado con el 'sexting'! Recomendaciones para padres de adolescentes
Extravagantes

"Pero ¿qué diablos te has hecho? No me lo puedo creer", dice Virginia al ver un gran mechón azul en la revuelta cabellera de su hijo. Sometido a un implacable tercer grado, Pablo confiesa sin demasiada resistencia que ha aprovechado que estaban pintando el vestíbulo del instituto para atizarse un brochazo de pintura en las greñas.

¿Dónde quedaron nuestros tiempos?

Ese mismo día, su primo Alberto vuelve de la pelu con el pelo cortado como el futbolista de moda. La tarde se le va con el espejo en la mano, mientras sus madres se comunican por teléfono: "No te quejes, lo del pelo este rapado pero largo tiene un pase, pero el mío... ¡mira que echarse pintura!".

No sería extraño que alguna de estas madres haya llevado hace años pantalones agujereados o minúsculas minifaldas (para escándalo de sus padres). Si es así, seguramente les será más fácil sintonizar con sus hijos y no encontrar demasiado ridículo o extravagante su sentido de la moda. Al menos, estarán más preparadas para admitir el difícil encanto de esos pantalones caídos, tan en boga, que recuerdan a Cantinflas.

Salvo que salgan con aquello de que "es que los pantalones rotos eran bonitos, pero los caídos... no compares". En tal caso, haber sido unas modernas en su adolescencia no les habría enseñado gran cosa. Aunque no se den cuenta, su opinión resulta tan rancia como cuando nuestras abuelas decían: "Es que en mis tiempos...".

Todos seguimos la moda, seamos conscientes o no. Pero si para todos es importante ir a la moda, para un adolescente lo es mucho más, aunque para ello tenga que ponerse unos zapatos como zancos o pintarse una uña de cada color. ¿Por qué? La adolescencia es una etapa en la que se aborda una tarea crucial: la búsqueda de la propia identidad. Y una parte de la identidad, sobre todo cuando aún es insegura, se apoya firmemente en los signos externos.

Sí –podemos objetar–, pero ¿qué identidad se construye cuando uno se viste, se adorna y se corta el pelo igual que todos los amigos, como si fuera un uniforme? A esta edad es muy importante buscar una identidad generacional, de grupo. Los chicos están tratando de separarse mentalmente de sus padres para ser ellos mismos, pero se sentirían perdidos si abordasen esa aventura en solitario.

Etiquetas: adolescencia, adolescentes, grupo de amigos

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS