Barómetro de educación

Informe PISA: los alumnos españoles están a un curso escolar de Finlandia

4 minutos

España mejora ligeramente sus resultados a pesar de la crisis y alcanza por primera vez la media de la OCDE. Pero no destaca en nada y es uno de los países con más repetidores, además de tener diferencias autonómicas "significativas". Descubre otras conclusiones del Infome PISA:

adolescente haciendo un examen

Los alumnos de 15 años de España llevan sacando las mismas notas desde que se realiza el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA, por sus siglas en inglés), la prueba internacional más conocida y reconocida del mundo, de la que acaba de salir una nueva entrega. La prueba se realiza para evaluar hasta qué punto los alumnos cercanos al final de la educación obligatoria han adquirido algunos de los conocimientos y habilidades necesarios para la participación plena en la sociedad del saber.

Aunque el estudio PISA no sirve para nada, y de hecho no es vinculante para los alumnos lo que hace que una parte del profesorado cuestione la motivación de los alumnos a la hora de contentar el examen, se analizan en profundidad las carencias educativas que señala en España, muy por detrás de los mejores de la lista. España se estanca en ciencias y matemáticas y mejora ligeramente en lectura. El último Informe PISA, con datos de 2015, recoge esa imagen congelada. Sobre una escala en la que la media es de 500 puntos, España ha descendido desde el último examen tres puntos en ciencias (donde suma 493 puntos), sube dos en matemáticas (486) y mejora el lectura con ocho puntos más hasta 496, superando, por primera vez, la media (tres puntos por encima de la OCDE). En comprensión lectora se coloca a la altura de Reino Unido, Francia o Dinamarca y por encima de Italia, Austria o Islandia.

Este año, por primera vez, la mayoría de los estudiantes, 37.000 alumnos de 980 centros españoles, ha respondido íntegramente por ordenador. La OCDE se centra en tres áreas: Comprensión Lectora, Matemáticas y Ciencias, área protagonista de esta edición. Por primera vez, todas las comunidades autónomas españolas han participado.

Finlandia y Singapur, los superdotados

Los alumnos españoles de 15 años todavía están muy lejos de llegar al nivel que existe en las escuelas de Finlandia y Singapur. Del país nórdico se encuentran aproximadamente a un curso escolar de distancia. Eso significa que los estudiantes que aquí están en 4º de la ESO tienen, de media, un nivel equivalente al que para los finlandeses sería 3º de la ESO. Con la nación asiática hay más de dos cursos escolares de diferencia en Matemáticas y Ciencias y un curso de retraso en Comprensión Lectora.

Singapur encabeza el Informe PISA, que mide los conocimientos de los alumnos cercanos al final de la educación obligatoria. Aunque no se pueden establecer comparaciones entre países en contextos diferentes, muchos se preguntan desde hace años por el secreto del éxito del país asiático. Sus instituciones educativas ya tienen una respuesta preparada.

Pak Tee Ng es decano asociado y responsable del liderazgo en el Grupo de Estudios Académicos del Instituto Nacional de Educación del país. En un vídeo colgado en YouTube en 2014, titulado "Enseña menos, aprende más", comentaba las tres claves del éxito de su país.

Las notas españolas no son brillantes

estudiantes

Desde 2009, nuestros alumnos han mantenido e incluso mejorado ligeramente sus resultados en las tres áreas competenciales que analiza el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos. A pesar de la adversidad y de los recortes que ha sufrido la escuela a lo largo de estos años, España no sólo se ha mantenido a flote, sino que, por primera vez desde 2000, cuando comenzó a participar en este estudio, ha alcanzado la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que se encarga cada tres años de elaborar este informe.

En Lectura, situarse en el nivel 3 significa que la mayoría de los alumnos de 15 años es capaz de integrar varias partes de un texto con el fin de identificar una idea principal, comprender una relación o interpretar el significado de una palabra o frase.

En Matemáticas, este nivel permite aplicar estrategias de solución de "problemas sencillos", interpretar y utilizar representaciones basadas en diferentes fuentes de información y razonar directamente a partir de ellas.

En Ciencias, los alumnos son capaces de «sacar algunas conclusiones a partir de diferentes fuentes de datos, en una variedad de contextos» y poder «describir y explicar en parte las relaciones causales simples».

Diferencias significativas por comunidades

A pesar de que se rigen por la misma ley educativa, entre Castilla y León y la Comunidad de Madrid, que son las regiones que obtienen los mejores resultados, hay alrededor de un curso y medio de adelanto en relación a Andalucía y Extremadura, que son las que peor lo llevan, junto a Canarias y Murcia.

Castilla y León está a la altura de Finlandia en Lectura y la Comunidad de Madrid es similar a Corea del Sur en Ciencias, mientras que Navarra es en Matemáticas la mejor de todas y obtiene una puntuación similar a la de Canadá. Cantabria ha experimentado un notable incremento respecto a 2012, mientras que el País Vasco, que siempre estaba entre las mejores, ha descendido varios peldaños en la escalera autonómica de la escuela. Cataluña está por debajo de Aragón en Ciencias y Matemáticas y a la altura de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana en Lectura. Canarias es la región que peores resultados obtiene en Matemáticas, en la línea de Rumanía y Grecia. Lleva dos cursos escolares de retraso respecto a Navarra. Extremadura sigue también a la cola, aunque ha mejorado cerca de 20 puntos en Lectura desde 2012.

¿Qué podemos hacer los padres para mejorar este rendimiento escolar?

Los expertos de la OCDE son contundentes: "todos los padres pueden ayudar a sus hijos a desplegar todo su potencial dedicando tiempo a hablar y a leer con ellos, sobre todo, y especialmente, cuando son muy pequeños. Los profesores, las  escuelas y los sistemas educativos deben estudiar cómo pueden ayudar a los padres, que están muy ocupados, a desempeñar un papel más activo en la educación de sus hijos, tanto dentro como fuera de la escuela."

Etiquetas: adolescencia, adolescentes, educación, educación secundaria, estudiar

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS