Redes sociales en adolescentes

Manual de uso de Instagram para adolescentes

Esta red social ofrece posibilidades muy buenas para el desarrollo cultural del adolescente, siempre y cuando se use con cuidado y responsabilidad.

En la época de los millennials y la generación Z, entrar en la adolescencia es sinónimo de abrirse cuenta en todas las redes sociales que se manejan en España.

Y desde el primer “papá, mamá, quiero abrirme un perfil de Instagram” a nosotros nos entran todas las dudas que puedan pasarnos por la cabeza: ¿tendrá edad suficiente? ¿Sabrá utilizarlo bien? ¿Hasta dónde puedo proteger su imagen siendo menor de edad?

 Por regla general, es mejor aprender y enseñarle a usarlo bien, que evitarlo. En una sociedad en la que las redes sociales están tan a la orden del día, nada evita que aunque el menor no tenga cuenta, no vaya a salir publicado en Instagram. Sus amistades, pueden publicar una imagen en la que aparece y no os daréis cuenta ni vosotros como padres, ni él. Es por ello, que incluso en ocasiones, evitar que lo use puede conducir a la marginación social.

Aquí viene la respuesta correcta: si lo hace junto a los padres o tutores, los niños podrán ir descubriendo las grandes ventajas que ofrece Instagram y cómo realizar un uso correcto y responsable de la red social. Además, les servirá para poder aprender a desenvolverse correctamente en Internet.

Si los niños se inician en el mundo de Instagram de forma temprana y sin el consentimiento de sus padres, no estarán al tanto de  todas las cuestiones relativas a ciberseguridad, y privacidad de las que habrán podido disfrutar aquellos que sí lo hagan con ayuda.

Conviene saber que la aplicación dispone de la pestaña privacidad con la que se puede acceder a la configuración para modificar la misma según preferencias. Además, siempre que se sospeche de algún tipo de acoso queda la opción de desetiquetarse, bloquear o denunciar publicaciones conflictivas.

Para facilitar la tarea, tenemos cinco preguntas que preocupan demasiado a los padres cuando el adolescente decide abrirse una cuenta en Instagram.

Porque, al fin y al cabo, no deja de ser una plataforma digital en la que compartir fotografías, vídeos y momentos y con la que se pueden enriquecer culturalmente hablando, siempre y cuando sepan manejarla con cuidado y responsabilidad.

¿Por qué les gusta tanto Instagram?

Precisamente por lo que acabamos de comentar. Ven en la red social una posibilidad de compartir todos los momentos del día a día y ser testigos de lo que comparten sus amistades. Además, ven en ella una posibilidad de comunicación social a través de los comentarios.

¿Cuál es la edad mínima para tener un perfil?

Según los usos de Instagram, está permitido abrirse cuenta a partir de los 14 años pero, como no pregunta la edad al abrir una nueva cuenta, hay menores que lo hacen antes y sin consentimiento de sus padres. Sin embargo, si se notifica a Instagram la presencia de un menor y se contrasta que es verídico, se procederá a cerrar la cuenta.

¿Podemos encontrar riesgos a la hora de usarlo?

Una de las grandes dudas que temen todos los padres es que los pequeños entren en contacto con algún desconocido a través de la aplicación con el fin de acercarse a él. Además, las fotos y vídeos que se publican van construyendo poco a poco su imagen pública y si no se hace de una forma responsable, ésta será más negativas de lo que querríamos.

¿Cómo pueden protegerse los menores en Instagram?

Cuidando lo que publican porque, como hemos dicho, ayudará a formar su imagen pública. Además, no está de más que sepan que no tienen que publicar imágenes provocadoras o tengan un trato inapropiado con desconocidos.

¿Es preferible que el perfil del menor sea privado?

Según las experiencias de cada uno, la aplicación puede ser más o menos positiva. Para muchos menores, conseguir seguidores es un propósito cuando se abren una cuenta y, por tanto, en este caso tenerla privada dificultará mucho la actividad. A veces, aunque el menor tenga la cuenta privada, si la gente publica fotografías en las que aparece de forma pública, servirá de poco.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo