Privacidad de los menores

TikTok: la red social para adolescentes multada por violar la privacidad de menores

Si sois padres de adolescentes o preadolescentes probablemente ya hayáis oído hablar de TikTok, la red social para compartir vídeos que ha visto crecer su popularidad como la espuma en poco tiempo. Ahora, la aplicación se enfrenta a una multa por violar la privacidad de menores.

Que el uso de las pantallas tiene un impacto en la vida familiar es un hecho y que, como padres y educadores, nos preocupa la relación que nuestros hijos tienen con ellas también. Son muchos los estudios que lo demuestran como es el caso del realizado por Empantallados y GAD3, con el apoyo de ‘Por un uso Love de la tecnología’ de Orange. Este estudio “El impacto de las pantallas en la vida familiar”, recoge que 4 de cada 10 padres afirma tener conflictos por el tiempo y el uso que sus hijos hacen de las pantallas. Sin embargo, no es solo motivo de discusiones, también son fuente de preocupación para los padres y en esa inquietud tienen buena parte de culpa las redes sociales.

El uso por parte de nuestros hijos de las redes sociales es, cada día más, una realidad que, aunque como padres pueda darnos miedo, debemos afrontar de la mejor manera: conociendo qué redes sociales hay, qué se puede hacer con ellas y cómo podemos ayudar a que nuestros hijos tengan una participación segura y saludable en las mismas. Facebook, Instagram Twitter, Snapchat…hay un amplio abanico, pero si hay que hablar de una aplicación que está conquistando al público adolescente y preadolescente esa es TikTok. Si ya tenemos cierta inseguridad ante las redes sociales, enterarnos de noticias como que TikTok ha sido multada con más de 5 millones de euros por violar la privacidad de los menores, tampoco tranquilizan.

¿Qué es TikTok?

Para entrar en materia, lo primero que debemos saber es qué es esto de TikTok. Se trata de una red social de origen asiático basada en compartir vídeos, es decir, permite a sus usuarios ver y compartir vídeos musicales cortos. Detallando más todavía: sus usuarios pueden grabarse vídeoselfies de unos 15 segundos, editarlos, aplicarles efectos, filtros, fondos musicales y, una vez listos, compartirlos con otros usuarios de esta red. Al igual que sucede con otras redes sociales, también se puede enviar mensajes, seguir a otros usuarios y tener seguidores, tener listas de amigos y votar el contenido que hay compartido en la red.

TikTok pertenece al grupo chino ByteDance, la edad mínima recomendada para su uso es de 13 años y según un informe realizado por Sensor Tower ya en 2018 logró superar los 1.000 millones de descargas entre Google Play y el App Store.

Hay otro fenómeno asociado a esta red social que, seguro, para muchos también es conocido: el ‘finger tutting’ o lo que es lo mismo, coreografías con los dedos. Visto todo esto, viene la pregunta:  ¿y qué peligro tiene esta red social? Así de primeras todo parece muy “sano”, divertido y creativo, y así debería ser, pero el problema está en la privacidad que los menores tienen en esta red social: cuando se abren un perfil pueden ponerlo público o totalmente privado y, sin un control de adultos responsables, el acceso que los menores tienen a contenido que puede ser poco apropiado es amplio.

Multa por violar la privacidad de los menores

Como sucede con todas las demás, TikTok es solo una herramienta, el problema es el uso que se hace o se puede hacer de ella. La red social se enfrenta ahora a una multa interpuesta por la Comisión Federal de Comercio (FTC) de EEUU de más de 5 millones de euros por violar la privacidad de menores. TikTok había estado recopilando datos personales como nombre, correo electrónico, teléfono y otros datos de menores de edad sin el consentimiento de sus padres, como exige la Ley de Protección de la Privacidad en Línea de los Niños (COPPA). Según las autoridades, la compañía sabía que contaba con muchos usuarios menores de edad, pero no tomaron mayores precauciones por ello.

Además de la multa, también deberá modificar su funcionamiento para que los menores de 13 años sean redirigidos a otra versión paralela con mayores restricciones de contenido, aunque es el propio usuario el que verifica su edad, por lo que es fácil mentir y acceder a la versión completa.

A todo esto se suma el riesgo de que adultos que usen la red social puedan intentar utilizarla para contactar con menores.

¿Qué podemos hacer como padres?

Como padres lo primero que debemos hacer es informarnos bien sobre esta (al igual que con cualquier otra) red social popular entre niños y adolescentes, asegurarnos de que el niño tiene la edad recomendada para ella, saber si nuestro hijo está preparado para usarla, orientarles bien sobre el buen uso que deben hacer y los riesgos que puede implicar, establecer una supervisión sobre las configuraciones de privacidad de su perfil personal y controlar el tiempo que dedican a este ocio, concienciándoles también sobre el tipo de contenidos que suben o el consumo que hacen en esta aplicación. La educación y la comunicación son claves. 

Desde la plataforma para padres y madres "Empantallados" recogen como posibles recomendaciones en un artículo sobre esta red social hablar con nuestros hijos sobre el buen uso de las redes sociales. También explican que la red social tiene una función de "desconexión digital" que el usuario puede activar para recibir un mensaje de alerta si se sobrepasan las dos horas de uso. 

Rafa Martín, colaborador de Empantallados.com y experto en Menores e Internet, explica que "es importante que los padres acompañen a sus hijos cuando se abren una cuenta en esta red social, que establece la edad mínima recomendada en los 13 años. Que exista una reflexión previa sobre los contenidos a los que se van a exponer, para qué se abre un perfil y cómo va a ser su uso. En esta red social se pueden configurar algunos aspectos relativos a la privacidad y a los tiempos de uso, con funciones como ‘Modo restringido’, que limita la aparición de vídeos inapropiados. También se puede editar quién puede enviarte comentarios y mensajes directos, y quién puede hacer un dueto contigo". El experto también añade que los padres pueden tomar algunas medidas para asegurarse de que el uso que van a hacer los menores de esta red social es seguro: "además de establecer juntos la Configuración de Privacidad, es importante que hablemos frecuentemente con ellos sobre lo que hacen en esta red, preguntándoles a quién siguen, o proponiéndoles ver algún vídeo juntos. La aplicación también permite compartir vídeos por correo electrónico, texto u otras redes sociales donde puedes controlar mejor quién lo ve, para que los niños puedan cantar para sus amigos y familiares en lugar de una red más amplia de personas. Los retos virales o challenges se extienden fácilmente en esta red social, y es preciso alertarles de los riesgos que proponen algunos de ellos. En definitiva, se trata de buscar ocasiones para hablar con nuestros hijos sobre seguridad, sentido crítico, protección de su intimidad o huella digital, entre otros temas", concluye. 

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

CONTINÚA LEYENDO