Educación

Un 20% de los chicos jóvenes niega la existencia de la violencia de género

Uno de cada cinco chicos de entre 15 y 29 años niega que exista la violencia de género y opina que es “un invento ideológico”.

El informe Barómetro Juventud y Género 2021 elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación de Ayuda a la Drogadicción (Fad) que se acaba de dar a conocer muestra una realidad alarmante: uno de cada cinco chicos de entre 15 y 29 años niega que exista la violencia de género y opina que es “un invento ideológico”. Este informe se ha realizado a través de 1.200 entrevistas a jóvenes entre 15 y 29 años sobre ámbitos relacionados con las diferencias y desigualdades de género, las identidades, experiencias afectivas y percepciones sobre la desigualdad entre hombres y mujeres.

Ese 20% de los jóvenes (uno de cada cinco) contrasta con el 12% que negaba la existencia de la violencia machista hace solo dos años. Una cifra que ha experimentado un aumento que resulta desolador si tenemos en cuenta el elevado número de mujeres que pierden la vida a manos de sus parejas o exparejas cada año.

Un problema social grave

Si nos preguntan si la violencia de género es un problema social grave, la gran mayoría pensaríamos, ante la realidad que vemos cada día, que la respuesta a esa pregunta es, desgraciadamente, un rotundo sí. Sin embargo, el porcentaje de chicos de entre 15 y 29 años que así lo consideran no supera el 50%, según el mismo informe. En 2017, el porcentaje de chicos que consideraba la violencia de género un problema social grave era el 54,2%.

También aumenta la opinión de que la violencia es inevitable, que es habitual y que, si es de poca intensidad, no supone un problema.

Sin embargo, la percepción no es la misma entre las mujeres: el 74,2% de las jóvenes encuestadas afirma que la violencia de género sí es un problema social de gravedad. En 2017 así lo creía el 72,4% de las chicas.

El feminismo crece entre las mujeres jóvenes

En contrapartida a estos datos, cabe señalar que un 67,1% de las chicas se considera feminista, un 20% más que en 2017. Por su parte, de los chicos encuestados, el 32,8% se considera feminista, frente al 23,6% en 2017. Un dato que sería positivo si no fuese porque en el mismo barómetro de 2019 era el 37% de los chicos el que se consideraba feminista

Otro dato significativo es el siguiente: uno de cada 10 chicos considera que las desigualdades de género no existen y solo cuatro de cada 10 considera que esas desigualdades son manifiestas en España, frente a las siete de cada 10 chicas que sí las identifican. En el ámbito en el que se percibe mayor desigualdad para las mujeres es el laboral: la mitad de ellas consideran que se encuentran en una posición significativamente peor que los hombres a la hora de acceder a puestos de responsabilidad o en los salarios y un 43,6% también cree que está en inferioridad en cuanto a conciliación familiar.

“El reparto de tareas domésticas sigue mostrando una desigualdad de género, percibida en mayor medida por las mujeres: un 30,5% de las que viven en pareja declaran hacer ellas las tareas domésticas, frente a únicamente el 14,4% de los hombres. Aun así, entre 2017 y 2021 se ha producido un aumento de entre 5 y 10 puntos en la percepción de que las tareas domésticas y de cuidados se reparten equitativamente, situándose en porcentajes superiores al 50% en todos los casos”, recoge dicho estudio.

Una mayoría cree que el feminismo busca superar barreras tradicionales de las mujeres para acceder a la igualdad (63%), pero solo el 40% de los varones jóvenes opinan igual. Otros datos llamativos son que un 28% considera que el feminismo no se ocupa de los problemas reales de las mujeres (17% ellas), un 26,4% que no es necesario (13% ellas) y un 24% que busca perjudicar a los hombres (14% ellas). 

Los celos vistos como prueba de amor

Otra realidad preocupante que revela este estudio es que los celos son considerados por muchos jóvenes una prueba de amor y los normalizan. En concreto, “tres de cada 10 chicos consideran que una pareja limita la libertad y normalizan la presencia de celos como una prueba de amor” sostienen desde FAD.

“Lo que es evidente es que mientras entre las mujeres avanza la tendencia hacia una percepción más igualitaria de las relaciones de pareja, en el caso de los hombres encontramos una cierta persistencia de las visiones tradicionales de género”, puede leerse en el documento.

Un 18,1% de ellos destaca que es normal mirar el móvil de la pareja, frente al 12,7% de ellas.

“A pesar de ello, la necesidad de que cada cual tenga un espacio propio en la pareja es la que genera un mayor grado de acuerdo tanto para ellas (72,4%) como para ellos (55,8%), aunque es significativamente mayor para las mujeres”, recoge el informe.

Situaciones de acoso normalizadas

Según este estudio, las formas de violencia en la pareja sufridas más habituales entre las mujeres son revisar el móvil (21,8%), forzar una relación sexual no deseada (20,5%), controlar toda la actividad (18,2%), controlar con quién puede salir o hablar y dónde (17,2%) e insultar y humillar (16,7%). En el caso de los hombres, únicamente revisar el móvil (15,4%), controlar toda la actividad (11,5%) y tratar de que no vea a sus amistades (10,5%) se sitúan por encima del 10% de casos. Además, la percepción de haber presenciado situaciones de violencia de género es mucho más habitual entre las mujeres que entre los hombres.

Todos los datos que arroja este Barómetro son sin duda, una invitación a reflexionar y a un análisis detallado. Además, debe ser una llamada de atención a los partidos políticos e instituciones para trabajar en una mayor concienciación y lucha contra la violencia de género.

Continúa leyendo