Una práctica adolescente... y adulta

¿Ver la tele y 'chatear' a la vez? Pros y contras de la "doble pantalla"

5 minutos

¿Ver la tele y chatear con los amigos a la vez? ¿Hablar con tu familia mientras respondes un email del trabajo? Los expertos aconsejan sobre la atención doble.

También te puede interesar: Lo que deben y no deben hacer los padres de adolescentes
doble pantalla

No todas las personas somos capaces de prestar atención a dos cosas a la vez pudiendo ser efectivos en ambas, por lo que una de las dos actividades que estoy haciendo se anula mientras hago la otra. Pero, hoy en día, es algo habitual sobre todo entre los más jóvenes. Y también, aunque no seamos conscientes de ello, entre los padres. Para conocer cómo afecta a nuestra familia y qué podemos hacer para evitarlo, hemos pedido el consejo de un gabinete de psicólogos especializado en niños y adolescentes.

Desde Elqui, aseguran que “el hecho de usar la doble pantalla genera una evasión del presente, esto significa que podemos estar prestando atención a la televisión, o a la tablet, o al móvil… pero no estamos en el presente, atento a lo que nos dicen nuestros padres, a cómo se sienten nuestros hijos o a cómo estoy yo en este mismo momento. Esto en ocasiones puede desembocar en conflictos interfamiliares donde hay hijos que sienten que sus padres no les prestan atención suficiente o padres que sienten ausentes a sus hijos. Desconexión con el aquí y el ahora”.

Además, estar pendiente a dos cosas a la vez puede generar estrés, ansiedad e irritabilidad ya que se enfrenta lo que quiero y lo que tengo que hacer. Por ejemplo: quizás me apetezca ver en la televisión mi serie favorita, pero en mi grupo de amigos del móvil no paran de escribir, siento que tengo que contestarles pero por otra parte no estoy tranquilo disfrutando de aquello que me apetecía hacer. Desconexión con tus propias apetencias.

No hay un tiempo recomendado para hacer uso de “la doble pantalla”, tan solo no hacerlo de manera habitual y que cuando estemos a dos cosas a la vez “sea algo consciente y porque queremos”.

¿Tiene algún aspecto positivo?

  • Estimular la atención dividida al estar desempeñando una doble tarea. Muchas son las situaciones de nuestra vida cotidiana en las que tenemos que atender o realizar diversas tareas simultáneamente (hablar con el teléfono mientras atendemos las necesidades de nuestros hijos, escribir a la vez que el profesor da una lección, terminar una conversación telefónica mientras busco en qué andén sale mi autobús…). Para ello, se requiere que nuestro nivel de atención sea adecuado y mientras más estimulado lo tengamos, mayor será nuestra capacidad para desempeñar estas diversas funciones de una forma eficaz.

  • Al mismo tiempo que se ejecuta la acción “ver y escuchar la televisiónestamos realizando tareas relacionadas con el habla y el lenguaje, la melodía, la lógica matemática, el razonamiento entre otras, que favorecen la estimulación cognitiva, la atención sostenida y dividida, la concentración y la memoria.

  • Es recomendable que las personas se relacionen y se comuniquen, así que con la doble pantalla no estamos haciendo algo estático en el que solo soy un agente pasivo, sino que puedo realizar una comunicación bidireccional en el que doy mi opinión a la vez que la recibo, enriqueciendo un pensamiento crítico.

Consejos para no abusar

Para conseguir un uso adecuado de la doble pantalla: 

1. Es importante que seamos conscientes de que estamos dividiendo la atención, ya que en muchas ocasiones estos actos son involuntarios. De este modo podemos decidir si realmente estamos haciendo lo que deseamos o lo que tenemos que hacer.  

2. Plantearnos por qué hacemos esto: quizás no nos interese una de las dos cosas, quizás no me sienta a gusto en el espacio en el que me encuentro y necesito evadirme, quizás siento que me prestan más atención y por lo tanto siento más cariño a través de las redes sociales que las que soy capaz de conseguir en mi vida cotidiana, quizás lo que hay en la televisión no sea de mi agrado, quizás estoy invirtiendo energía en asuntos laborales en momentos de tiempo libre…

El darse cuenta es el primer paso para poder cambiar algo que no me gusta.

3. Controlar el tiempo que se destina en hacer esta doble tarea. Ponte momentos del día en el que desempeñarlo (por ejemplo: solo lo voy a mirar después de comer y después de cenar, o nunca lo voy a hacer cuando esté con mis hijos). De este modo podemos invertir energía consciente en ésta actividad y conseguir que los resultados sean más positivos para ti y los que te rodean.

4. Revisa si hay buena comunicación con las personas que te rodean, si tus relaciones sociales son adecuadas o si la comunicación en la familia es la que deseas. Haz por comunicarte con ellos y descubrirás que te pueden ofrecer más cosas de las que te puede dar la tecnología. La pantalla jamás puede darte lo que un humano te ofrece, puede parecerse, pero nunca sustituir la calidez humana.

5. Consejo para padres: procura que el tiempo de extinción del uso de móviles, tablet, ordenador, televisión… sea para toda la familia. No hay mejor método de enseñanza que el ejemplo. Los momentos de “no tecnología” será aplicable a todos los miembros de la familia.

Fuente: Elqui, Psicología Infantil y Adolescente

Etiquetas: adolescentes, familia, padres de adolescentes, redes sociales, tablet niños

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS