Ser Padres

Guisos de verduras para toda la familia

No todos tienen que ser platos de cuchara, ni tampoco guisos a base de carne, sino que los hay riquísimos hechos con marisco, pescado o incluso solo con productos vegetales.

Es curioso lo que ocurre con la comida en las familias con niños. Más que por gustos personales, suele darse el hecho de que existan gustos grupales. Dependiendo de qué se suela comer más en casa, así son los gustos de los peques. Ellos aprenden de lo que ven, y si sus padres no comen fruta a menudo, ellos probablemente tampoco lo harán. Y así con todo. También con los guisos.
En general, los guisos son importantes porque suelen ser recetas nutritivas, ricas en verduras, y eso es muy interesante para la dieta de los peques, que no siempre toman las cantidades de frutas y verduras que necesitan. Además, en muchos casos tienen a una legumbre como ingrediente protagonista, por lo que todavía se enriquecen más a nivel nutricional.
Sin embargo, estos últimos suelen ser guisos de cuchara, como les conocemos de forma vulgar. De hecho, tendemos a etiquetar como guisos los platos de cuchara, pero no necesariamente es así como vamos a tratar de demostrarte en el presente texto. Si en casa los guisos tradicionales, hechos con “cariño y tiempo”, como se suele decir, no os gustan, hay alternativas distintas, y no necesariamente tienen que comerse con cuchara.
En la cocina mediterránea, tanto en la española como en la italiana, por ejemplo, los guisos de carne son muy comunes en distintas regiones, y en el caso concreto de nuestra gastronomía, el guiso de “patatas con” tiene múltiples versiones, desde las clásicas con carne o costillas hasta las versiones marineras típicas de las zonas de costa.
Y a todo esto hay que añadir a la terna los guisos exóticos, por diferenciarlos fácilmente de los que estamos más habituados a disfrutar. Si en casa os gusta probar cosas nuevas, y los niños están relacionados con especies y hierbas distintas a las típicas de nuestra gastronomía, podéis animaros con alguno de los guisos que nos llegan desde las cocinas orientales. Son sencillos de hacer, son tan originales como buenos, y ya es relativamente fácil encontrar los ingredientes necesarios para hacerlos en casa.
Aquí tienes diez ideas que mezclan clásicos con recetas menos conocidas, algunas de ellas inspiradas en culturas gastronómicas ajenas a la española.
tracking