Ser Padres

Recetas de buñuelos

Te enseñamos a preparar los típicos buñuelos de viento y las cremas con las que puedes rellenarlos.

Los buñuelos de viento son un dulce típico de Semana Santa que se realiza con harina de trigo, manteca y huevos, para después freírse en abundante aceite.
Esta masa, en forma de bola, dobla su volumen al freírse y de ahí recibe su nombre, ya que al inflarse y “llenarse de aire” parecen estar hechos de viento.
Su origen es, como tantas otras cosas de nuestra cultura, heredado de la cultura judía. Los judíos sefardíes elaboran desde el siglo X unos bollos fritos que se denominan bimuelos y con los que celebran Janucá. La introducción de estos bollos en la celebración de Todos los Santos es una modificación cristiana, por la cercanía de su festividad a la esta celebración religiosa. Fue unos cuantos años después que se extendió su consumo durante la Semana Santa.
Posteriormente se hicieron muy populares en Madrid, donde llegaron a ser tan populares como sus churros y sus porras.
Los buñuelos suelen ser pequeños y estar rellenos de dulce pero también los encontramos salados como los buñuelos de zanahoria o los de bacalao. Su forma característica redondeada se realiza con las manos y el secreto (y su dificultad) es la temperatura del aceite, ya que si está poco caliente la masa cae al fondo y si se está demasiado caliente se forma una envoltura seca alrededor del buñuelo que impide que crezca. Los rellenos se introducen después de su elaboración mediante una pequeña abertura elaborada a tal efecto.
¡Sí! En la cocina mexicana existe el buñuelo de viento pero realizado con harina de maíz y aromatizado con licor de anís y en Filipinas también existen recetas similares.
Los buñuelos se asemejan a los profiteroles o Lyonesas, hechas con pasta choux y aunque se atribuye su origen a la ciudad de Lyon, en Francia, hay versiones que aseguran que el inventor de dicha pasta fue un pastelero italiano de apellido Popelini que trabajaba en la Corte de la Reina Catalina de Médicis. Aunque la variante es que estas se cocinan al horno y se rellenan con crema pastelera o Chantilly y se suelen rociar con chocolate. También en Argentina es común rellenarlas con el popular dulce de leche.
tracking