Ser Padres

Cómo saber si el menú del colegio es bueno para tus hijos

Estas son las claves más importantes para analizar el menú y, en caso de que no sea adecuado, poder reclamar al colegio o instituto mejoras en el mismo. 

¿Te has preguntado alguna vez si el menú del comedor del centro educativo de tu hijo o hija es saludable? Deberías hacerlo, incluso aunque no tengas otra posibilidad otra garantizar que come, porque hay fórmulas —dirección, ampa, etcétera—, el engranaje de los colegios e institutos para proponer mejoras en este sentido también.
Pero antes de proponer cualquier cosa al respecto del menú, es esencial que sepas distinguir si es saludable y nutritivo o no lo es. Cómo hacerlo lo acaba de explicar con todo lujos de detalles en un post reciente muy interesante Jéssica, @babymum_saludnutritiva en las redes, donde divulga acerca de su especialidad profesional, la nutrición.
Los expertos aseguran que la comida rica en vitaminas y minerales ayudan a nuestro sistema inmune a afrontar las reacciones alérgicas que puedan producirnos las vacunas.

Comida sana

Como dice Jéssica, “deben estar firmados y supervisados por profesionales con formación acreditada en nutrición humana y dietética”. Aun así, en unos centros más que en otros, queda mucho camino por recorrer. Por eso, es nuestra responsabilidad ser exigentes y reclamar que se mejoren.
Estas son las claves que tienes que tener en cuenta según la nutricionista para examinar el menú del comedor del centro escolar de tus hijos.

¿Qué no debe incluir el menú?

  • Alimentos que no deben estar en el menú: hamburguesas, salchichas y carnes preparadas al vino (el alcohol no se evapora completamente); peces ricos en mercurio como el pez espada y el atún; alimentos ultraprocesados como las varitas de pescado y otros empanados que no sean caseros; algas (prohibidas en la infancia por su exceso en todo); y postres y bebidas edulcorados, incluido el yogur de frutas.
  • Otros alimentos peligrosos aunque sean saludables: tampoco deben estar en el menú los frutos secos. Tampoco las aceitunas o los tomates cherry (hasta los cinco años) si no se cortan de manera que no supongan un riesgo de atragantamiento. Los alimentos crudos o poco cocinados como el huevo frito se deben evitar en menores de 3 años por el riesgo de toxiinfección, explica la nutricionista, y tampoco pueden incluirse las acelgas y demás verduras de hoja verde en menores de 1 año.
  • Los fritos, lo ideal es que no estén más de una vez a la semana. “Más veces, junto a carnes procesadas… es una auténtico despropósito”, dice.

¿Qué debe tener el menú?

Por contra, un menú infantil equilibrado debe contener platos que cumplan, de manera general, la siguiente regla proporcional por grupos de alimentos que comparte en la publicación la nutricionista: 50% de frutas, verduras y grasa de calidad (aguacate y aceite de oliva virgen extra, por ejemplo), 2% de hidratos de carbono de origen integral —ya sea pasta, panes, cereales, etcétera— y 25% de proteína animal o vegetal. Y de beber: agua. De postre: fruta o yogur natural no edulcorado.
Puedes consultar la información en profundidad para resolver las dudas que te queden al respecto de cómo debe ser un menú infantil saludable aquí, en la publicación de @babymum_saludnutritiva, que incluye en la misma las raciones semanales por grupo de alimentos que debería incluir el menú de comidas en los centro escolares.
Además, también da las claves para completar el menú semanal en casa con cenas equilibradas y saludables que no solo sean por sí mismas, sino que tengan también en cuenta las comidas del cole, de manera que la balanza nutricional del día y de la semana sea todavía más nutritiva y saludable. 

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

tracking