SOP

Todo sobre el síndrome de ovarios poliquísticos

3 minutos

Una de cada 10 mujeres padece síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), un problema que en la mayoría de casos es un obstáculo para conseguir un embarazo.

SOP

El síndrome de ovarios poliquísticos, también conocido como SOP, se debe a un exceso en la producción de hormonas masculinas. Como consecuencia la ovulación no se produce de forma normal y el ciclo menstrual se altera. Se trata de un problema relativamente frecuente, ya que afecta a entre el 6 y 10% de las mujeres en edad reproductiva, y generalmente los síntomas se empiezan a notar a partir de la pubertad. Si estás buscando un bebé y tienes ovarios poliquísticos, tienes que estar muy atenta pues, este síndrome provoca que los ovarios se vuelvan un poquito perezosos a la hora de producir óvulos de buena calidad. Te contamos cómo hacerlo.

Síntomas del SOP

Aunque no todas las mujeres con SOP experimentan los síntomas con la misma intensidad, estas son algunas de las señales que nos pueden hacer sospechar:

  •  Ciclos menstruales irregulares, ya sean cortos (de menos de 24 días), largos (más de 35 días), con reglas muy abundantes o con falta de menstruación.
  • Hirsutismo: el vello corporal aumenta y aparece en zonas típicamente masculinas.
  • Manchas en la piel
  • Acné
  • Tendencia a la obesidad

 

Para diagnosticar el SOP, el médico realiza, entre otras pruebas, una ecografía vaginal. En ella se observan los llamados ovarios poliquísticos, aunque el nombre no debe dar lugar a confusión: no son quistes, sino que los ovarios son más grandes y con más folículos de lo normal.

 

Consecuencias del SOP

Como ya hemos visto, las mujeres con SOP pueden tener ciclos menstruales irregulares y un exceso de vello corporal y acné. Por otro lado, la alteración en la ovulación puede ocasionar problemas de fertilidad.

Algunas personas afectadas por el síndrome de ovarios poliquísticos también tienen resistencia a la insulina y pueden acabar por desarrollar diabetes de tipo II.

 

Tratamiento

Desgraciadamente, hasta ahora no se ha encontrado cura para el SOP, aunque, en función del caso, los tratamientos pueden aliviar sus síntomas y consecuencias. En general, se recomienda un estilo de vida saludable, hacer ejercicio, llevar una dieta sana y con bajo índice glucémico, ya que, como hemos dicho, muchas veces el SOP se relaciona con un alto nivel de insulina en la sangre.

Cuando la paciente no desea quedarse embarazada, lo normal es que le receten anticonceptivos hormonales, que ayudan a regular el ciclo y controlan el crecimiento de vello y el acné. Estos últimos síntomas también se pueden combatir con fármacos que disminuyen los andrógenos, como el acetato de ciproterona, la espironolactona o la flutamida. En todo caso es siempre el médico el que determina y lleva un control sobre el tratamiento.

 

SOP y embarazo

Las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos pueden tener más dificultad para quedarse embarazadas, pero tener SOP no implica ser estéril. Eso sí, la mayoría de las veces es necesario un tratamiento, y las mujeres con SOP tienen más posibilidades de sufrir  abortos repetidos y abortos espontáneos durante el  primer trimestre del embarazo.

Existen tratamientos hormonales - citrato de clonifeno y gonadotropinas-, para restaurar la ovulación, que suele ser el principal obstáculo a la hora de concebir. Siempre deben tomarse bajo supervisión médica y también se pueden asociar con otras técnicas de reproducción asistida.

 

 

Fuentes: Sociedad Española de Fertilidad y Asociación Española de Síndrome de Ovarios Poliquísticos.

 

 

Etiquetas: ciclo menstrual, fertilidad, ovarios

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS