Infertilidad

¿Qué es el fallo ovárico prematuro?

La desaparición de la menstruación puede deberse a varias causas, y una de ellas es el fallo ovárico prematuro. Si lo padeces, tendrás más dificultades para quedarte embarazada, aunque también hay opciones.

¿Qué es el fallo ovárico prematuro?

El fallo ovárico prematuro (FOP), también llamado insuficiencia ovárica primaria, consiste en la desaparición de la ovulación en mujeres que aún no han llegado a la edad típica de la menopausia. Aunque no es una enfermedad muy frecuente, afecta a una de cada cien mujeres menores de 40 años.

 

Síntomas del FOP

Uno de los signos más típicos del fallo ovárico prematuro es la desaparición de la menstruación, aunque a veces esto no se produce de golpe, sino que las reglas empiezan por ser escasas o irregulares. Además, como no hay ovulación, los niveles de estrógenos son bajos y se pueden padecer síntomas similares a los de la menopausia:

  • Sofocos
  • Alteraciones del sueño
  • Sequedad vaginal
  • Dificultad para concentrarse
  • Disminución del deseo sexual
  • Irritabilidad

No se sabe muy bien cuál es la causa del FOP, aunque a veces está asociado a un problema genético como el Síndrome de Turner o el Síndrome X frágil. Las mujeres que han recibido tratamientos de radioterapia o quimioterapia, o que han sufrido la extirpación total o parcial de los ovarios también tienen más posibilidades de desarrollar insuficiencia ovárica primaria. La exposición a agentes tóxicos (disolventes, tabaco, pesticidas) y las enfermedades autoinmunes son otros factores que lo provocan.

 

¿Me puedo quedar embarazada si padezco FOP?

Si sufres fallo ovárico prematuro, lo más probable es que tengas bastante dificultad para quedarte embarazada. A veces se pueden producir ovulaciones espontáneas, pero lo más normal es que no consigas un embarazo de forma natural. La donación de óvulos es el tratamiento que tiene más éxito, aunque lo mejor es consultar a tu médico para ver las opciones que hay en tu caso concreto. Además, en investigaciones recientes se están probando tratamientos que podrían revertir el fallo ovárico, aunque estos estudios aún están en desarrollo.

Independientemente de que quieras tener hijos, es recomendable llevar un tratamiento, ya que el FOP lleva asociados otros problemas como la osteoporosis y un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Lo más normal es que te receten un tratamiento de sustitución hormonal con estrógenos y progesterona. Seguir una dieta rica en calcio y hacer ejercicio también ayudan a combatir los síntomas.

No hay que descuidar tampoco la atención psicológica. La desaparición de la menstruación y los problemas de esterilidad pueden generar ansiedad y síntomas de depresión, por lo que a algunas mujeres les viene bien la ayuda profesional.

 

 

Fuente: Sociedad Española de Fertilidad

 

 

Etiquetas: regla

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS