Reproducción asistida

Nacen los primeros bebés fecundados in vitro con música

Las pequeñas Marta y Laura, nacidas en Barcelona, son las primeras bebés del mundo fruto de una fecundación in vitro estimulada con música, un sistema que ha logrado mejorar las tasas de fecundación. Y es que parece que a nuestros óvulos les gustan las vibraciones musicales.

Nacen los primeros bebés fecundados in vitro con música

8 noviembre 2013.- Las pequeñas Marta y Laura, nacidas en Barcelona, son las primeras bebés del mundo fruto de una fecundación in vitro estimulada con música, un sistema que ha logrado mejorar las tasas de fecundación. Y es que parece que a nuestros óvulos les gustan las vibraciones musicales.

 

La técnica, desarrollada por el Institut Marquès, consiste en aplicar micro vibraciones musicales en las incubadoras de embriones donde permanecen los óvulos antes de ser fecundados y hasta el día en que son implantados en el útero de la mujer.

 

Estas vibraciones "remueven los medios de cultivo en los que se encuentra el ovocito, producen un reparto más homogéneo de los nutrientes que necesita, y evitan que se acumulen los productos tóxicos", según ha explicado la doctora Marisa López-Teijón, jefa de Reproducción Asistida del Institut Marquès y principal autora del estudio.

 

La música imita los movimientos naturales del útero

Lo que se buscaba, y parece que se ha conseguido, es imitar con la música los movimientos naturales del útero, ya que en los incubadores convencionales los embriones permanecen estáticos en los medios de cultivo. De este modo se ha conseguido mejorar un 5% las tasas de fecundación, es decir, las posibilidades de que el espermatozoide fecunde el ovocito. Ese movimiento se ha logrado en otros grupos de investigación con vibraciones mecánicas.

 

A los embriones les ponen música de tres estilos musicales diferentes: pop, heavy metal y música clásica, aunque no se han observado diferencias en los resultados en función del estilo musical. Los pacientes del Institut Marquès pueden escuchar la misma música que se utiliza para favorecer la fecundación desde su móvil u ordenador y seguir la evolución del proceso. El sistema ha dado tan buenos resultados que lo están utilizando con todos sus embriones.

 

Falta por saber si los bebés concebidos con este método responderán de manera diferente a la música. A los padres de las niñas les hizo mucha gracia cuando se enteraron del método, después del nacimiento de sus pequeñas. “Ya habíamos comentado lo mucho que le gustaba la música a Marta desde que nació, y Laura deja de jugar para escuchar mejor cuando suena una canción que le gusta", aseguran.

 

 

 

 

Etiquetas: fertilidad

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS