Enfermedades de la mujer

Causas del mal olor vaginal

Como cualquier otra parte del cuerpo, es normal que la vagina de cada mujer tenga una fragancia natural determinada. Pero, en ocasiones, cuando ese olor es demasiado fuerte o desagradable puede ser una señal de advertencia de que algo no va bien.

Un olor vaginal inusual puede aparecer y ocurrir de vez en cuando. Incluso cuando cuidas bien tanto de tu cuerpo como de tu vagina, es normal que en ocasiones puedas experimentar olores desconocidos. Sin embargo, no es tan normal que el olor pueda ser persistente o demasiado fuerte, lo que puede convertirse en una señal de advertencia de que, posiblemente, exista algún problema, afección o trastorno.

Pero antes de seguir indagando, es normal que te hagas la siguiente pregunta: ¿qué se considera un olor vaginal normal?. Cada mujer es diferente, de manera que el olor natural de la vagina también tiende a variar de una mujer a otra. Se estima que el olor de la vagina está compuesto por un total de 2.100 moléculas aromáticas distintas. Y la principal causa de estos olores son las bacterias.

Al igual que ocurre con el estómago o con la boca, en la vagina podemos encontrarnos con miles de millones de bacterias, conocidas o denominadas como flora vaginal (o microbiota vaginal). Esta flora trabaja activamente con el fin de mantener el pH de la vagina en un nivel más o menos estable, ligeramente ácido (4.5), por lo que es probable que la vagina, normalmente, tienda a tener un olor agrio

Y también puede ser similar a un olor rancio, debido fundamentalmente al sudor que se tiende a acumular en esta zona. No obstante, este olor no debe destacar sobre el resto de olores del cuerpo. Y, cuando lo hace, significa que algo no va bien.

¿Es natural el olor vaginal?

La vagina, al igual que la piel, la boca y otras áreas del cuerpo, posee una fragancia y un olor únicos. De esta forma, como ocurre con el resto de olores del cuerpo, la dieta, la salud y otros factores pueden influir -y afectar- en esa fragancia natural, aunque en la mayoría de las ocasiones no tienen a ocasionar mal olor.

Una investigación llevada a cabo hace un tiempo sugirió que el olor vaginal se debe en parte a la presencia de feromonas, las cuales pueden aumentar el atractivo sexual. Además, este olor cambia como consecuencia del período menstrual, los cambios hormonales (sobre todo durante el embarazo), y también a partir de la menopausia.

La vagina se limpia de forma natural. De manera que puede mantener un pH en realidad saludable. Respecto al aroma típico que ésta suele tener, muchas mujeres lo relacionan o describen como un olor “carnoso” o similar al “almizcle”. Mientras que, en medio del ciclo menstrual, también puede tener un olor ligeramente “metálico”, el cual suele durar unos días. 

Por otro lado, las relaciones sexuales también pueden influir en un cambio temporal en el olor que vuelve a su normalidad pasados unos días.

Esto significa que un olor vaginal sutil no tiene por qué convertirse en motivo de preocupación, a no ser que ese olor se torne fuerte y, además, se acompañe de otros síntomas.

¿Qué causa un mal olor vaginal?

El olor que desprenda la vagina puede convertirse en una señal sobre las causas que están ocasionando ese aroma tan fuerte o desagradable. Y en la mayoría de las ocasiones se debe a una infección vaginal.

Olor vaginal similar al pescado

Suele estar causado habitualmente por una vaginosis bacteriana, una infección vaginal tremendamente común en mujeres que se encuentran en edad fértil. Cuando algo altera la química tan compleja existente en la vagina, las bacterias -dañinas- pueden acabar creciendo sin control, produciendo un olor que en muchas ocasiones puede recordar al que posee el pescado.

Además, algunas mujeres con vaginosis bacteriana pueden experimentar otros síntomas, como por ejemplo es el caso de picazón o ardor (además del mal olor en sí mismo). No obstante, en otras ocasiones el olor es el único síntoma.

Olor vaginal dulce (similar a la cerveza)

Puede estar causado por un crecimiento excesivo de levaduras en la vagina. Es médicamente conocido como candidiasis vaginal, y su olor puede recordar al olor de la cerveza, la harina o el pan.

En ocasiones, el olor puede ser agrio, pero también es agradable. Además, suelen producirse otros síntomas que generalmente acompañan a las infecciones por hongos, como podría ser el caso de picazón, ardor intenso y sequedad. También es posible notar un flujo similar al requesón.

Otros olores

Como te hemos comentado anteriormente, los cambios hormonales también pueden alterar el aroma de la vagina, como ocurre habitualmente en caso de embarazo, o durante la menopausia.

Por otro lado, algunas enfermedades de transmisión sexual, como la tricomoniasis, pueden igualmente alterar el olor de la vagina. Por tanto, cualquier cambio en el olor vaginal, en especial si es fuerte o desagradable, es motivo de visita al médico.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo