Tres métodos

Ciclo fértil de la mujer: ¿cómo buscar el embarazo con más éxito?

Aunque cada mujer es un mundo, si buscas quedarte embarazada y quieres asegurar un mayor éxito, no está de más que tengas en cuenta algunas consideraciones. Estos tres métodos te ayudarán a averiguar de forma aproximada cuáles son tus días más fértiles. Te lo explicamos.

ciclo fértil
Fuente: iStock

El cuerpo no está listo para concebir durante todo el mes, por eso el periodo más fértil serán esos días en los que la mujer tiene más probabilidad de quedarse embarazada. Estos días son los que se corresponden con la fase de ovulación. Cuando un óvulo se madura, se desprende del ovario. Y es en ese momento cuando se inicia la fase, ya que se libera y empieza a desplazarse por las trompas de Falopio hacia el útero.

Los momentos de fertilidad mayor suelen durar entre 3 y 5 días, pero es cierto que muchos son los factores que afectan al periodo de ovulación. Aunque depende en gran medida del ciclo menstrual de cada mujer ¿podríamos calcular cuándo tenemos los días más fértiles para conseguir el embarazo? Veámoslo. 

¿Qué podemos considerar para tener más éxito?

Los días más fértiles son aquellos en los que el organismo de la mujer prepara todo lo necesario para quedarse embarazada cuando entran en contacto los espermatozoides del hombre con su óvulo maduro. 

Si queremos tener una estimación sobre cuáles son esos días, podemos tener en cuenta varios agentes: el ciclo menstrual y signos físicos el flujo vaginal y la temperatura basal

 

Ciclo menstrual

Es una realidad que no todas las mujeres tienen el ciclo menstrual igual, por eso, si se está buscando quedarse embarazada, lo mejor es poner atención al propio para tener una idea aproximada de cuál será el momento más fértil del mes

El ciclo entre una menstruación y otra, por norma general, suele ser de 28 o 30 días, siendo los días centrales los más favorables para lograr el embarazo. Es decir, los más propicios serán 13 o 15 días después del primer día de regla.

Por otra parte, existen los llamados tests de ovulación que son capaces de averiguar este período guiándose por el aumento de la Hormona Luteinizante (LH) en la orina de la mujer

Flujo vaginal

El ciclo se rige por una serie de cambios hormonales que hacen variar la textura del flujo vaginal:

  • Cuando la mujer no está es sus días fértiles, dicho flujo es poco abundante, tiene un aspecto blanquecino o amarillento y su textura tiende a ser pegajosa.
  • En torno a la mitad del ciclo los estrógenos actúan y producen cambios en la textura del flujo cervical. Dos o tres días antes de ovular, es más abundante, tiene un color más transparente y su composición es más filamentosa (parecida a una clara de huevo). La fase más fértil comenzará a partir del último día que se detecte este flujo pegajoso. Como dato, esta modificación se da para los espermatozoides lleguen con mayor facilidad al óvulo. Pero, poco a poco, y hasta que la ovulación acaba, se va poniendo más seco.

Temperatura basal corporal

Llamamos temperatura basal a la temperatura que tiene el cuerpo cuando nos despertamos. Está muy relacionada con el ciclo menstrual y si nos fijamos en los cambios que se dan en ella, podremos descubrir cuándo se va a producir la ovulación

Para detectarlos debemos medir de forma correcta la temperatura e ir anotándola (empezando por el primer día de menstruación) con constancia y varios meses. Esta técnica no predice los días de ovulación, sino que nos dirá cuándo ya se ha producido. 

Antes de la fase de ovulación, esta temperatura tendrá un valor entre 36,5ºC y 36,7ºC. Como respuesta a los cambios que provocan las hormonas, la temperatura se incrementará entre 0,3ºC y 0,5ºC en los dos o tres días después de ovular. Esto se mantendrá hasta acabar con el ciclo e iniciar el siguiente

Por tanto, si conseguimos tener unos resultados similares, identificaremos los días de mayor fertilidad, pues serán los días anteriores a ese cambio de temperatura, que será cuando ya se ha ovulado. 

 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo