Embarazo

Cuando madre sí hay más de una: método ROPA, la técnica de fecundación in vitro para parejas de mujeres

Son muchas las parejas que recurren a las técnicas de reproducción asistida, sin embargo, se habla menos de las parejas de mujeres que deciden tener un hijo y con qué opciones cuentan para poder hacerlo. En esta ocasión hablamos del método ROPA.

método ROPA
Foto Istock

En 2006, la modificación de la Ley de Reproducción Asistida, contribuía a la ampliación del concepto de unidad familiar reconociendo el derecho de dos madres a serlo, en pareja, gracias a los TRA, técnicas de reproducción asistida.

Las parejas de mujeres tienen varias opciones para ser madres. Las más habituales son la inseminación artificial con semen de donante o la fecundación in vitro con donación de semen. El Método ROPA es un tratamiento de reproducción asistida que permite la doble maternidad, es decir, ambas mujeres participan de forma activa.

¿Qué es el método ROPA y en qué se diferencia de otros tratamientos de fertilidad?

Como decíamos, este método también se conoce como doble maternidad y la explicación es la siguiente: “El método ROPA, conocido también como recepción de ovocitos de la pareja, es un tratamiento de reproducción asistida al que pueden someterse las parejas de lesbianas con el fin de conseguir llevar a cabo una doble maternidad. En el método ROPA, una de las integrantes de la pareja aporta los óvulos (madre donante) y la otra los recibe, siendo la gestante”, argumenta la Dra. Laura de la Fuente Bitaine, ginecóloga de la Clínica Tambre, centro especializado en reproducción asistida. Precisamente por eso, decimos que en este método ambas mujeres tienen una participación activa en la concepción del bebé, lo que supone la gran diferencia con otras técnicas de reproducción asistida.

¿Cómo se lleva a cabo y qué es necesario para poder recurrir a él?

“Para llevar a cabo el método ROPA será necesaria la utilización de semen de un donante, que tal y como dicta la ley, deberá ser anónimo. Las restricciones legales sobre el anonimato de los donantes de gametos, obliga a que las parejas que quieran someterse al método ROPA deberán estar casadas. De esta forma, se considerará como un intercambio de gametos en el seno del matrimonio y no como una donación. Por otra parte, es importante destacar que, en España, la maternidad viene determinada por el parto, por lo que el matrimonio permite que la mujer no gestante también sea reconocida como progenitora” explica la Dra de la Fuente.

¿Por qué solo está en centros privados?

Está técnica, no tiene cabida en el sistema público de salud español “al no considerarse una indicación médica sino una elección de las pacientes. Por esta razón, las parejas que lo eligen acuden a centros privados de reproducción”, aclara la experta.

¿Por qué ha aumentado en los últimos años su demanda?

Según los expertos del sector, la demanda de esta técnica de reproducción asistida ha aumentado en los últimos años debido a diferentes factores: “Las parejas de mujeres tienen cada vez más información sobre las opciones de reproducción disponibles con la utilización de semen de donantes. Muchas de ellas ven en la opción del método ROPA, la forma de vivir de forma conjunta un proyecto de maternidad y recurren a esta técnica como primera elección. Habitualmente, y salvo contraindicaciones médicas, la pareja elige el rol de cada una de las mujeres (donante o receptora) en función de sus preferencias respondiendo así a sus necesidades emocionales y proyecto de vida”, asegura de la Fuente.

Pacientes españolas y también internacionales

Este método no solo ha aumentado en popularidad entre las parejas de mujeres españolas, ya que también son muchas las internacionales que muestran interés en recibir este tratamiento en nuestro país, esto se debe a su legislación favorable, a la excelencia de sus profesionales, al uso de la más alta tecnología y también a legislación limitante en esta materia en otros países.

“La aceptación del método ROPA está condicionada por la legislación existente en torno a la donación de gametos y al matrimonio homosexual. En Reino Unido, por ejemplo, es conocida como la shared motherhood; aceptada puesto que la donación de gametos no es anónima y los óvulos pueden proceder tanto de una pareja, como una amiga o familiar. El resto de los países del marco europeo en los que las lesbianas tienen acceso a tratamientos de reproducción asistida son: Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Finlandia y Letonia” informa la doctora.

¿Qué ventajas ofrece frente a otros métodos de reproducción asistida?

La ventaja del método ROPA frente a otros métodos es la doble maternidad, es decir, “permite a ambas mujeres compartir la experiencia de la maternidad y crear una vinculación biológica. Las otras técnicas de reproducción implican que una de las dos mujeres queda excluida del procedimiento, lo cual puede tener implicaciones emocionales”, cuenta la experta.

¿Cuál es su tasa de éxito y cuál es la edad ideal para iniciar este tratamiento?

Para hablar de su tasa de éxito hay que tener en cuenta principalmente factores como la edad de la mujer donante, ya que la calidad de los ovocitos empleados y, por ende, la de los embriones, es el determinante principal de la tasa de éxito. “De hecho, las posibilidades de éxito cuando la donante tiene más de 41 años descienden enormemente y, a la inversa, cuando es muy joven, y más en estos casos en los que no existe un antecedente de infertilidad conocida, las tasas pueden superar el 60%. La tasa de éxito es análoga a la de los ciclos de fecundación in vitro y se estima en un 36-40% de gestación por transferencia según los datos del Registro Nacional”, explica la doctora. “La reserva ovárica de la mujer empieza a declinar a partir de los 35 años y es muy difícil lograr gestación con ovocitos de mujeres de más de 41 años. De hecho, a partir de los 42 años, la donación de ovocitos es la técnica más recomendable para suplir la disminución de la cantidad y la calidad de ovocitos debida a la edad”, matiza la experta.

¿Y la edad de la receptora importa? “Lejos de lo que se puede pensar, la edad de la receptora tiene muy poco impacto en las posibilidades de éxito, aunque ha de tenerse en cuenta para valorar los posibles riesgos de complicaciones durante el embarazo como hipertensión o diabetes. De acuerdo con las recomendaciones de la Sociedad Española de Fertilidad y de varias sociedades científicas, no podrán someterse a tratamientos de reproducción asistida las mujeres mayores de 50 años. De hecho, cada pareja ha de ser valorada en conjunto para asesorarse sobre las opciones y posibilidades de lograr no solo la gestación, sino el nacimiento de un recién nacido sano que es el objetivo final del tratamiento”, asegura la ginecóloga.

¿Qué precio puede suponer este tratamiento? ¿Hay diferencia económica frente a otros tratamientos de fertilidad?

Un factor muy importante que quieren saber las parejas cuando valoran las opciones que tienen en cuanto a reproducción asistida es el precio de los tratamientos: “El método ROPA es un procedimiento de Fecundación In Vitro y tiene por lo tanto un coste análogo al de este tipo de tratamientos cuando se realizan en otras circunstancias. Su coste es, por lo tanto, superior al de una inseminación artificial, pero menor que el de otro tipo de tratamientos como la donación de ovocitos o el diagnóstico genético pre implantacional. En Tambre se puede acceder al método ROPA desde 4645 euros”, comenta de la Fuente.

Consejos para gente que esté dudando si recurrir a un tratamiento de fertilidad

Dar el paso para optar por un tratamiento de reproducción asistida es una decisión que debe ser muy meditada, se debe contar con toda la información y valorar los pros y los contras de las diferentes opciones, pero la experta recomienda lo siguiente para decantarse por el método ROPA: “El primer consejo sería no demorar el tratamiento, ya que como ya se mencionó, la edad es un factor determinante en reproducción. Por otra parte, es importante realizar una consulta con el especialista en el que se realice una valoración completa de la pareja en un clima de confianza. El apoyo psicológico puede ser de gran utilidad en estos tratamientos en los que al estrés del tratamiento de reproducción asistida pueden sumarse emociones propias de la toma de decisiones respecto a los roles en la pareja”, concluye la experta.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo