Ovulación

¿Cuánto dura realmente la ovulación?

Quizá pienses que la ovulación dura únicamente un día, justo en el momento en el que se desprende el óvulo del ovario con la posibilidad de que pueda ser fecundado. A partir de ese momento, el óvulo sobrevive alrededor de 24 horas, a la espera del espermatozoide. Pero lo cierto es que la ovulación comienza un poco antes.

¿Estás buscando quedarte embarazada? Si es así, es bastante probable que ya sepas mucho acerca de todo lo relacionado con la ovulación, la fertilidad y, en definitiva, cualquier otro factor que podría influir directa o indirectamente sobre las posibilidades de conseguir la concepción. Hasta el momento, es bastante probable que únicamente te preocuparas, cada mes, por la llegada de la menstruación.

Pero a partir del instante en el que deseas ser madre, es muy habitual que comiences a preocuparte por cuestiones que antes pasaban prácticamente inadvertidas. Ahora es más común que te fijes en determinados síntomas y señales de tu cuerpo, para descubrir -por ejemplo- en qué momento podrías estar ovulando, para así intentar maximizar las posibilidades de embarazo. Incluso es muy probable que te hagas algunas preguntas acerca de la ovulación: ¿qué es, cómo funciona, y cuánto dura realmente?

¿Sabes exactamente qué es y en qué consiste la ovulación?

La ovulación ocurre cuando un óvulo es liberado de los ovarios. Durante cada ciclo menstrual, las hormonas encargadas fundamentalmente de la reproducción trabajan de forma conjunta con la finalidad de estimular los ovarios. Algunos huevos inmaduros, conocidos también con el nombre de ovocitos, empiezan a crecer y a responder a la acción directa de estas hormonas.

Aunque al comienzo del ciclo varios ovocitos comenzarán a desarrollarse, por lo general únicamente será liberado un solo huevo. No obstante, cuando se liberan dos huevos aumentan las posibilidades de concebir gemelos no idénticos.

Mientras los ovarios se preparan para la liberación del óvulo, el endometrio (el revestimiento uterino) se prepara con la finalidad de recibir un óvulo -si no ha sido fecundado-, o al embrión fertilizado. Debido a a la acción de estas hormonas, el endometrio cambia, engrosándose.

Aún cuando puedas pensar que los óvulos, presentes en el ovario, se desarrollan únicamente desde la primera etapa hasta la ovulación, la realidad es que esto no es del todo cierto. Verdaderamente, los ovocitos se desarrollan a lo largo de varios meses. Transcurren varias etapas hasta que originalmente se encuentran listos para ovular, o dejan de crecer y permanecen inactivos hasta el momento que les toque. 

¿Sabías que tus óvulos nunca maduran hasta la ovulación? Cuando comienzas la pubertad, los ovarios contienen alrededor de 300.000 óvulos. Sin embargo, originalmente solo ovularás alrededor de 300 óvulos a lo largo de toda tu vida.

¿Cuándo se produce la ovulación? ¿Y cuánto dura?

La ovulación generalmente ocurre entre el día 11 y el día 21 de cada ciclo menstrual. No obstante, esto varía en cada mujer. Y, a su vez, también puede cambiar ligeramente con cada ciclo. En este sentido, es muy posible que hayas escuchado que la ovulación sucede aproximadamente el día 14 del ciclo, pero esto tampoco es del todo cierto.

De hecho, incluso aquellas mujeres que tienen ciclos menstruales -regulares- de 28 días no siempre ovulan el día 14. Podemos mencionar, por ejemplo, un estudio publicado en el año 2000, que encontró que en realidad apenas un 10 por ciento de las mujeres con ciclos regulares de 28 días ovulaban el día 14.

Un ciclo de ovulación normal dura alrededor de 24 horas. Esto significa que, una vez que el ovario libera un óvulo, morirá o se disolverá entre 12 a 24 horas después si no es fecundado. De esta forma, cuando el óvulo no es fertilizado, tanto el óvulo como el revestimiento uterino se desprenderán, produciendo luego el sangrado menstrual típico alrededor de dos semanas después.

Llegados a este punto, quizá pienses que únicamente puedes quedarte embarazada un solo día al mes, precisamente porque la ovulación ocurre un día cada mes. Pero esto no es del todo cierto. En realidad, la concepción puede ocurrir dentro de una ventana de seis días. Es decir, los cinco días anteriores a la ovulación, y el día de la ovulación.

Esto es debido a que los espermatozoides pueden vivir en el cuerpo de la mujer durante un período máximo de 5 días. Por este motivo, si se mantienen relaciones sexuales sin protección unos días antes de la ovulación, o cuando se produce, es posible que la concepción se produzca a medida que el óvulo baje por la trompa de Falopio. Finalmente, la fertilización tendrá lugar en la trompa de Falopio, y no en el útero.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo