Día Mundial contra el Cáncer de Ovario

El embarazo puede proteger contra un cáncer de ovario

¿Qué relación guarda el embarazo con la bajada de la probabilidad de sufrir un cáncer de ovario? Te contamos lo que dicen los estudios y por qué lo dicen en el Día Mundial contra el Cáncer de Ovario.

Cada 8 de mayo se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Ovario, uno de los más frecuentes en mujeres de todo el mundo. Aunque su incidencia ha bajado muchísimo con respecto a años atrás y aunque, además, sea un cáncer con bastante mejor diagnóstico que otro tipo de tumores, es necesario seguir investigando para conseguir erradicar la enfermedad de una vez por todas. 

Según datos de la Red Española de Registros de Cáncer, en el año 2021 se diagnosticaron en nuestro país 3659 nuevos casos de este tumor, siendo el menos frecuente de los cuatro que más se diagnostican: mama, cérvix uterino y cuerpo uterino. De acuerdo a la misma fuente, es el responsable de, al menos, el 4,7% de las muertes de mujeres en nuestro país.

Por suerte, de acuerdo a la Asociación Española Contra el Cáncer, el 44% de las mujeres que sufren un cáncer de ovario en España sobreviven más de cinco años. “La supervivencia ha mejorado en la última década y se espera que esta tendencia continúe”, explican desde la misma Asociación. 

Datos que demuestran esa necesidad de seguir avanzando hacia nuevas técnicas menos invasivas y que lo detecten cuanto antes para poder acabar con ello lo antes posible. 

¿Por qué el embarazo protege del cáncer de ovario?

“No haber disfrutado de un embarazo en ningún momento de la vida de la mujer puede perjudicar a la aparición de este tipo de cáncer”, nos contaba hace algunos años el oncólogo médico Raúl Márquez, de la clínica MD Anderson Cancer Center de Madrid

“Las mujeres que tienen su primer embarazo a término completo después de los 35 años o las que nunca han tenido un embarazo a término, tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de ovario”, argumenta también la American Cancer Society.

Con cada embarazo se reduce el riesgo, así como con la lactancia

Datos que se concluyen después de observar las conclusiones obtenidas del estudio, por ejemplo, ‘A prospective study of reproductive factors and risk of epitelial ovarian cancer’, elaborado en 1992. O el Estudio ‘Long-term impact of reproductive factors on cáncer risk’, de 1993.

Sin ir más lejos, este último demostró, después de analizar a un gran grupo de mujeres del área metropolitana de Milán, en Italia, que cuanto mayor era la edad a la que habían tenido el primer hijo, mayor era el riesgo de desarrollar, entre otros, este tipo de tumor.  

Los síntomas del cáncer de ovario

La elevada mortalidad que tiene el cáncer de ovario en mujeres se debe, en gran parte, al diagnóstico tardío de la enfermedad por la falta de síntomas concretos y la ausencia de un método eficaz de diagnóstico precoz (algo que sí está presente en el cáncer de cuello de cérvix, por ejemplo). 

Pero, entonces, ¿cuáles pueden ser esos síntomas que nos pueden alertar a las mujeres de que algo no va bien en los ovarios? La Clínica Universidad de Navarra argumenta que “no hay sintomatología específica y habitualmente se confunde con la que puede producir el aparato digestivo o la vejiga, sobre todo, si es persistente”. Pese a ello, sí dan una lista de los síntomas más habituales de este tipo de cáncer: 

  • Molestias abdominales 
  • Sensación de pesadez y de llenura a la hora de comer 
  • Alteración del tránsito gastrointestinal 
  • Sensación de tener gases 
  • Ganas de orinar frecuentes

Además de ellos, explican que también puede darse una pérdida de apetito o de peso sin ningún motivo. Y, en menor medida, alteraciones en la menstruación: sangrados, dolor en las relaciones sexuales… 

Eso sí, al ser un tipo de cáncer, sobre todo, persistente después de la menopausia, estos síntomas no suelen ser tan habituales. 

¿Se puede detectar de manera temprana un cáncer de ovario?

Sí, pero no con pruebas específicas. La mejor forma de prevenir este tipo de cáncer es, además de la dieta baja en grasas y el ejercicio físico activo, hacer revisiones ginecológicas completas, al menos, una vez al año para detectar posibles tumores o quistes que necesiten un mayor análisis.

El Día Mundial contra el Cáncer de Ovario es necesario, como cualquier otro día específico de cualquier cáncer, para recordar la importancia de seguir investigando en nuevas técnicas de diagnóstico (en este especialmente, ya que no tiene ninguna) y también en la importancia de seguir avanzando en nuevos tratamientos menos agresivos y que permitan detectar la enfermedad en un estadio tan temprano que apenas suponga riesgo para la salud del paciente.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo