Ciclo menstrual

Estas son las fases del ciclo menstrual

A lo largo de los 21 días que dura el ciclo menstrual, se suceden diferentes fases en las que tiene lugar la ovulación, fecundación o liberación del óvulo. Cada una de ellas está protagonizada por uno síntomas muy característicos.

Aunque lo más habitual es que el ciclo menstrual dure alrededor de 28 días, lo cierto es que cada cuerpo es diferente. Se considera ‘normal’ si está entre los 21 y los 35 días ya que, por encima o por debajo de este periodo, pasaría a ser irregular y, por lo tanto, habría que investigar a qué puede deberse este factor.

En este periodo de tiempo van apareciendo cambios en el cuerpo femenino que conviene conocer y destacar si se está buscando un embarazo o si se quiere controlar la menstruación. Con la ayuda de Intimina, compañía que ofrece una gama de productos dedicados a cuidar los aspectos de la salud íntima de las mujeres, te contamos cómo se denomina y en qué consiste cada fase.

En primer lugar, la menstruación

El ciclo menstrual comienza con un periodo de entre 3 y 5 días de sangrado al que se le denomina menstruación. Esta viene acompañada de un cambio hormonal muy brusco en el que todos los niveles bajan al mínimo. Debido a esto, es muy común que las mujeres experimenten síntomas como los cólicos, la hinchazón, el cansancio o la sensibilidad al dolor.

Este pequeño sangrado se produce como consecuencia de la expulsión del óvulo que no ha sido fecundado y que se libera en el folículo ovárico aproximadamente 14 días antes de que comience.

Justo cuando finaliza la regla tiene lugar la fase folicular o preovulatoria, tiempo en el que los niveles de estrógeno y testosterona aumentan considerablemente, aportando un plus de energía y agilidad. En este periodo, que dura de 6 a 12 días, los estrógenos engrosan el endometrio que, días más tarde albergará el embrión (en caso de que el óvulo se fecunde). Además, la progesterona mantiene sanas las paredes del útero.

La ovulación, la mitad del ciclo

A mitad de ciclo se produce la tercera fase: ovulación. Aquí el ovario libera el folículo ovárico que alberga al óvulo que se espera sea fecundado. Aunque la ovulación como tal solamente dura un día (en el que se libera el óvulo), esta fase suele comenzar unos 14 días después de la regla y dura, de manera completa, unos 5 o 6 días.

Durante este periodo bajan los niveles de estrógenos y de testosterona y se produce un aumento de la progesterona con el fin de preparar el cuerpo para el embarazo por si el óvulo, recién liberado, es fecundado. Los síntomas principales de esta fase son la somnolencia, la relajación y la pérdida de fuerza y energía. Es en esta fase cuando se dice que la mujer está en sus días fértiles; y es que, al liberar el óvulo, las posibilidades de embarazo aumentan.

Por último, se produce la fase premenstrual, durante la que tiene lugar una reducción drástica de los niveles de estrógeno y progesterona. En este periodo puede producirse el denominado ‘Síndrome Premenstrual’ que han sufrido alrededor del 75% de las mujeres en algún momento de su vida. Los síntomas más comunes son las alteraciones de humor, la tristeza e irritabilidad o dolor de ovarios.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo