Fertilidad

Fecundación in vitro en mujeres de 40 años

Te contamos en qué consiste esta técnica paso por paso y cuáles son los procedimientos alternativos a la FIV.

fertilidad

En términos biológicos, posponer la maternidad implica mayor edad de la mujer y a más años cumplidos, menor cantidad y calidad de sus óvulos, esto es, menor fertilidad. Por lo que a partir de los 35 años, es una buena idea consultar con una clínica de fertilidad si la pareja lleva más de 6 meses manteniendo relaciones sin protección.

La fecundación in vitro es la técnica en la que la unión de un óvulo y de un espermatozoide tiene lugar en el laboratorio. Se recomienda en casos en los que la causa de la infertilidad es la mujer (endometriosis, obstrucción en las trompas), en caso de fallo de otras técnicas y en casos en los que no se llega a conocer la causa de infertilidad.

¿En qué consiste la fecundación in vitro?

1. Antes de la técnica 

Antes de empezar el proceso de una FIV, el especialista en fertilidad valorará la necesidad de regular el ciclo menstrual de la mujer utilizando anticonceptivos orales durante 15 o 28 días. Esto permite sincronizar el crecimiento de los folículos en la fase de estimulación de los ovarios.

2. La estimulación ovárica

Con la estimulación se consigue que la mujer produzca más de un óvulo por cada ciclo, de manera que se aumenten las probabilidades de quedar embarazada. En el momento en que se observan al menos dos folículos de un tamaño de 17 mm se finaliza la estimulación con la hormona HCG.

Durante esta fase, la paciente se administra inyecciones en la barriga y puede hacerse desde casa. Se inicia el segundo o tercer día del periodo y dura unos nueve días. Se realizan ecografías de control para observar el crecimiento sincronizado de los óvulos de modo que la cantidad de estimulación sea la adecuada, ni más ni menos.

En el momento apropiado, se administra Ovitrelle®, un medicamento que contiene como principio activo la hormona HCG. Su función es la de facilitar la expulsión de los óvulos maduros de los ovarios.

3. La punción

La punción es necesaria para extraer los óvulos que serán fecundados en el laboratorio. Pasadas unas 36 horas de la inyección de HCG se planifica la intervención en el quirófano, ya que se administra sedación completa para evitar cualquier molestia a la paciente. El especialista en reproducción asistida guía el procedimiento mediante una ecografía conectada a la aguja que procederá a la punción. Al llegar la aguja al ovario, aspira todos los óvulos para fecundarlos más tarde. Esta intervención suele durar unos treinta minutos.

4. La fecundación

La fecundación de los óvulos extraídos se lleva a cabo en el laboratorio, justo tras la extracción. Se fecundaran los óvulos de la mujer con los espermatozoides de la pareja o del donante. En un día se sabrá cuantos embriones se han conseguido y cómo van evolucionando. Se mantienen en continuo control en el laboratorio hasta el día de la transferencia de los embriones.

5. La transferencia

La transferencia de embriones se realiza a los dos o tres días de la punción folicular y consiste en depositar los embriones fecundados en el útero de la mujer utilizando un catéter. Se realiza en el mismo laboratorio para reducir la manipulación de los embriones.

Para el procedimiento se recomienda beber agua antes, así tener la vejiga llena y facilitar la visión a través de la ecografía abdominal que ayuda a controlar el proceso de transferencia. Normalmente se transfieren uno o dos embriones para evitar los embarazos múltiples.

Una vez realizados todos los pasos y alrededor de 14 días tras la punción, se determina la presencia de hormona del embarazo mediante un análisis de sangre (la BHCG). Si la prueba es positiva, es que la técnica ha sido un éxito y se ha conseguido el embarazo.

¿Existen otras técnicas?

Existen otras técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial que, si bien es una técnica sencilla y segura, es menos recomendada en mujeres de 40 años por tener menos tasa de éxito en esta edad.

En ocasiones, cuando el problema de fertilidad se encuentra también en el hombre, se realiza un proceso de inseminación distinto, que facilita el proceso de fecundación in vitro:

ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides): cada óvulo extraído en la punción es inyectado con un espermatozoide. Se lleva a cabo cuando el número de espermatozoides del eyaculado de la pareja tienen muy poca movilidad o cuando ha fallado la FIV.

IMSI (microinyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados): cada óvulo es inyectado con un espermatozoide, pero en este caso los espermatozoides son seleccionados de forma más precisa gracias a los 8000 aumentos que permite esta técnica (ICSI, 400 aumentos). Se recomienda esta técnica cuando ha habido dos o más fallos de implantación del embrión o por abortos de repetición.

¿Y si no funciona?

La edad es el factor más importante en cuanto a la probabilidad de embarazo y la reserva ovárica es un buen predictor de respuesta a una FIV con los óvulos propios de la mujer. Aun así, hasta que no se realiza la técnica no se tiene la certeza.

El descenso de la fertilidad natural en la mujer a partir de los 40 años también se observa en las menores tasas de embarazo y mayor número de abortos. Pero si la FIV con óvulos propios no da resultado, siempre se puede optar a un proceso de donación de óvulos. La donación es un proceso altruista y solidario que se lleva a cabo con la más estricta confidencialidad para preservar la identidad tanto de la donante como de la receptora. Con este proceso se incrementan las posibilidades de éxito y estas se mantienen hasta los 45 años.

La edad de 40 años es una edad complicada para tener hijos, pero no significa que no se pueda. Los avances en medicina reproductiva ofrecen técnicas de reproducción asistida, fiables y con elevadas tasas de éxito para que finalmente se consiga el deseado bebé.

Miguel Ángel Checa Vizcaíno es miembro de Saluspot y médico especialista en ginecología y obstetricia en el Instituto de Reproducción Dr. Checa.

Etiquetas: FIV, edad embarazo, embarazada, embarazo, fecundación in vitro, maternidad, reproducción asistida

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS