Causas que la producen

Infertilidad secundaria: ¿qué es y por qué se produce?

La infertilidad secundaria es un problema que puede tener su origen tanto en el hombre como en la mujer, y que puede aparecer aun habiendo tenido ya un hijo. Conoce en qué consiste y las causas que la pueden producir.

pareja
Fuente: iStock

La realidad es que la infertilidad secundaria es una situación que afecta a muchas parejas. Se trata de la incapacidad para conseguir que la gestación llegue a término después de haber dado a luz a un bebé antes. Es una condición que puede originarse tanto en el hombre como en la mujer.

Por tanto, se trata de una clase de infertilidad que se da en aquellas personas que han tenido un hijo, pero que no consiguen tener otro. Como podemos imaginar, tanto en esta como en cualquier situación que tenga que ver con la imposibilidad de gestar, viene acompañada de tristeza.

Esterilidad vs. infertilidad

Pese a que ambos términos tiendan a confundirse y a veces se utilicen como sinónimos, no significan lo mismo. Ambos, además, pueden dividirse en esterilidad e infertilidad primaria y secundaria.

La esterilidad hace referencia a la incapacidad para conseguir un embarazo después de un año intentándolo de forma regular y sin utilizar métodos anticonceptivos.

  • La esterilidad primaria tiene lugar cuando una pareja nunca ha logrado el embarazo.
  • La esterilidad secundaria se produce cuando una vez se han tenido ya hijos, no se consigue un nuevo embarazo.

La infertilidad se refiere, en cambio, a la imposibilidad de llevar una gestación a término.

  • La infertilidad primaria se da cuando no se logra llevar a término la gestación y nunca se han tenido hijos antes.
  • La infertilidad secundaria, sin embargo, aparece cuando ya se ha tenido un hijo con una gestación y parto normales, pero no se logra que un segundo embarazo llegue hasta el final.

Causas de la infertilidad secundaria

Al igual que ocurre con la infertilidad primaria, esta situación puede aparecer por multitud de causas:

  • La edad de la mujer. En el caso de las mujeres, a partir de los 35 años las posibilidades de concebir disminuyen progresivamente. Esto es porque realmente nacen con una reserva ovárica limitada.
  • El parto. Pueden ser muchas las patologías que se desarrollen tras un embarazo: diabetes, complicaciones con alguna cirugía, problemas tiroideos o uterinos
  • Algunas enfermedades como endometriosis, patologías genéticas o enfermedades de transmisión sexual.

No obstante, como hemos apuntado, la infertilidad secundaria también puede originarse en el hombre. Esto es porque puede haber una reducción de la calidad espermática que produzca que los espermatozoides no consigan realizar la fecundación. También el problema puede tener que ver con la producción.

Asimismo, también se asocia la infertilidad secundaria a un cambio en los factores de riesgo de ambos como el peso o el consumo de ciertos medicamentos.

A pesar de que pueda ser un problema que impacte, es importante que tanto el hombre como la mujer lo revisen y se sometan a una evaluación médica, pues al igual que la primaria, lo mejor es diagnosticarla cuanto antes.

El especialista médico es el que mejor determinará si existe o no esta complicación y el que indicará si es necesario un tratamiento. De hecho, con la realización de las pertinentes pruebas, se intentarán encontrar las causas que provocan esta infertilidad para así conseguir llevar el embarazo a término utilizando uno u otro procedimiento.

También te puede interesar:
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo