Sal de dudas

¿Influye la obesidad en la fertilidad?

El consenso científico al respecto es amplio: sí puede afectar, y no solo en las mujeres, también en los hombres. Te contamos por qué.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

La obesidad es una circunstancia va mucho más allá de la estética, cuestión superficial que carece de interés general porque es totalmente subjetiva. No lo es, en cambio, desde un punto de vista médico porque el consenso científico es amplio al respecto: la obesidad puede ser la responsable de numerosos problemas de salud, algunos de ellos muy graves, y también influye en la fertilidad de las personas, tanto de las mujeres como de los hombres

Debemos hablar de la obesidad como un problema de salud grave que además va en aumento en la sociedad moderna, especialmente en los niños. Son numerosos trastornos los que puede desencadenar en el organismo y algunos de ellos a su vez tienen un impacto negativo en la fertilidad, dificultando muchísimo que una pareja pueda lograr el ansiado embarazo tanto por vía natural como a través de técnicas de reproducción asistida. 

“La influencia de la obesidad con respecto a la fertilidad, presenta datos interesantes ya que reduce las posibilidades de que una mujer conciba naturalmente; y disminuye la posibilidad de que el tratamiento para la fertilidad sea exitoso”, explican un grupo de enfermeras españolas especializadas en nutrición el artículo divulgativo Influencia de sobrepeso y obesidad sobre la infertilidad: Plan de cuidados y programa educacional

Por qué la obesidad afecta a la hora de quedarse embarazada

Los motivos concretos por los que la obesidad puede ser la causa de que una mujer no se quede embarazada son diversos, pero el más común es el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), un trastorno caracterizado por la producción exagerada de andrógenos y por la falta de ovulación crónica. Aunque cualquier puede padecerlo, “la obesidad aumenta hasta cuatro veces la frecuencia de las alteraciones menstruales en mujeres con ovarios poliquísticos”, indican desde el Instituto de Medicina EGR. “El hecho de perder peso es muy beneficioso para curar en parte este trastorno, aunque no necesariamente se debe perder una cantidad significativa: tan sólo un 5% de peso corporal puede ser beneficioso para ayudar a conseguir la gestación”, explican desde Ginefiv, clínica de reproducción asistida. 

Otras enfermedades que también afectan de manera negativa a la fertilidad de la mujer en las que la obesidad influye de forma decisiva son el hipotiroidismo y los defectos de la Fase Lútea. La primera es un tipo de enfermedad de la tiroides que provoca, entre otras consecuencias, que los períodos menstruales de las personas que sufren dicha patología “se vuelvan irregulares y en ocasiones puede interrumpir e incluso hacer desaparecer la ovulación”, exponen desde Ginefiv. 

La segunda, por su parte, forma parte de una serie de alteraciones hormonales que tienen que ver con el desarrollo del endometrio, cuyo papel es  fundamental para la implantación embrionario. El equipo de Ginefiv explica que “Durante la segunda mitad del ciclo menstrual de una mujer, el cuerpo lúteo se encargará de producir progesterona a fin de engrosar el endometrio”. Cuando la fase lútea dura lo que no debe, ya sea mucho o poco, “los niveles de progesterona no serán los adecuados , dando como resultado menstruaciones anormales”, añaden desde la clínica especializada en reproducción asistida. Esto tiene un impacto negativo directo en la fertilidad de la mujer porque los defectos de la fase lútea “pueden llegar a provocar un aborto espontáneo”, concluye.

También en los hombres

Como decíamos al comienzo de la pieza, la obesidad también influye en la fertilidad de los hombres. “La American Society for Reproductive Medicine (ASRM) indica que la obesidad en el varón puede estar asociada a cambios en los niveles de testosterona y otras hormonas importantes para la reproducción”, explican desde IVI, especialistas en reproducción asistida y fertilidad, que también advierte que los “varones con sobrepeso y obesidad poseen un menor número de espermatozoides y menor movilidad que los pacientes con peso normal”. 

En concreto, desde Ginefiv cifran la reducción de la concentración de espermatozoides en una muestra de semen de un hombre con exceso de peso en un 21,6%, mientras que en los casos de obesidad mórbida aumenta hasta el 23,9%. Como ves, la influencia del exceso de peso en la infertilidad de los hombres es muy importante. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo