Fertilidad masculina

La buena salud de los espermatozoides es más importante de lo que se creía, según estudio

Los espermatozoides son esenciales para la consecución del embarazo. Pero, como demuestra un nuevo estudio, también aumentarían las posibilidades de concepción.

La buena salud de los espermatozoides es más importante de lo que se creía
Foto: Istock

Los espermatozoides juegan un papel esencial en la reproducción, ya que se encargan de fecundar el óvulo de la mujer. Pero, de acuerdo a un estudio publicado en la revista Communications Biology, realizado por investigadores de la Universidad de Adelaide, harían muchísimo más que eso.

Este estudio también ha encontrado que los espermatozoides también envían señales a los distintos tejidos reproductivos de la mujer, con la finalidad de aumentar las posibilidades de concepción.

Así, según los investigadores, su estudio sería el primero en demostrar que estas señales persuaden a la respuesta inmune femenina, lo que abriría las puertas a aumentar las probabilidades de fertilización.

Para llegar a esa conclusión, los científicos estudiaron la expresión genética global en el útero de ratones hembras después de que se hubieran apareado con dos grupos de ratones machos. 

Mientras que un grupo tenía espermatozoides intactos, el otro grupo había sido esterilizado mediante vasectomía. Se descubrió que los ratones machos con los espermatozoides intactos activaron un mayor cambio en los genes femeninos, sobre todo en relación con las vías relacionadas con la respuesta inmunitaria.

De esta manera, las hembras que tuvieron contacto con los espermatozoides intactos produjeron una tolerancia inmune muchísimo más fuerte, en comparación con los ratones que se aparearon con machos esterilizados.

Estos hallazgos, según los científicos, sugerirían que la salud del esperma afecta a la salud del bebé, dando peso al argumento de que los diferentes factores asociados con el estilo de vida del hombre, como la alimentación (dieta), peso, tabaquismo o alcohol serían una parte imprescindible de la salud de la gestación, todo ello muchísimo más allá de la concepción.

¿Cómo mejorar la salud de los espermatozoides?

Cuando una pareja desea tener un bebé, y el embarazo no termina de llegar, son muchos los expertos que inciden en la importancia de cambiar y mejorar el estilo de vida no solo de la mujer, sino también del hombre. Y es que, en realidad, existen una serie de modificaciones que se pueden hacer para optimizar al máximo la salud de los espermatozoides.

Uno de los cambios más importantes tiene relación con el seguimiento de una dieta saludable, basada principalmente en el consumo de alimentos con alto contenido en antioxidantes.

Esperma y salud
Foto: Istock

Además, el mantenimiento de un peso normal saludable es igual de fundamental, ya que diferentes estudios han encontrado que tanto el sobrepeso como la obesidad se han asociado con una disminución en el número de espermatozoides, además de su calidad. 

Por otro lado, la práctica de ejercicio regular, a ser posible diariamente o cada dos días, es una actividad imprescindible porque no solo ayuda a mejorar la salud en general; también es útil para disfrutar de un peso corporal mucho más saludable.

Pero no debemos olvidarnos de lo más importante: minimizar todos aquellos hábitos que pueden acabar dañando la salud de los espermatozoides. Esto incluye fumar, consumir drogas y el exceso de alcohol. Es más, los científicos también recomiendan realizarse un control rutinario, si es necesario, para detectar posibles infecciones de transmisión sexual (ITS).

Mantener los testículos a temperaturas más bajas que la temperatura corporal es también fundamental, ya que los espermatozoides tienden a tener una mejor salud cuando los testículos se encuentran más frescos. Es por ello por lo que el escroto y los testículos se encuentran ubicados fuera del cuerpo masculino. Por tanto, debemos evitar la ropa interior ajustada, y optar por telas y bóxers más frescos y ligeros.

También es necesario prestar especial atención a determinadas afecciones y enfermedades, dado que pueden afectar a la salud de los espermatozoides. Es lo que, por ejemplo, ocurre con el varicocele, que consiste básicamente en la existencia de venas dilatadas en el escroto, lo que origina un sobrecalentamiento que puede afectar la cantidad total de espermatozoides en movimiento.

El nivel bajo de testosterona también se asocia con una salud inadecuada de los espermatozoides. Y, como señalan los especialistas, la suplementación en realidad podría acabar empeorando la producción normal de espermatozoides.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo