Píldora anticonceptiva y riesgo de cáncer

La píldora anticonceptiva protege frente al cáncer de ovarios y endometrio

No, no lo decimos nosotros: lo dice la ciencia. Un nuevo estudio asegura que el anticonceptivo oral o píldora anticonceptiva protege a la mujer frente al cáncer de ovarios y el cáncer de endometrio. Así han llegado a la conclusión final.

pildora
Fuente: iStock

Después de aprobarse su uso en la década de los sesenta, al menos el 80% de las mujeres europeas han tomado la píldora anticonceptiva en algún momento de su vida. Y, aunque son muchos los mitos que giran en torno a su uso, lo cierto es que la ciencia se encarga de desmentirlos y de descubrir nuevos avances con respecto a ella.

Ejemplo de ello es uno de los últimos estudios llevado a cabo por la Universidad de Uppsala, en Suecia. El mismo ha concluido que el uso de la píldora anticonceptiva protege a la mujer frente al cáncer de ovarios y el cáncer de endometrio. La investigación, publicada el pasado mes de diciembre en la revista científica Cancer Research, se ha centrado en analizar la evolución en más de 250.000, algunas que habían tomado la píldora y otras que no lo habían hecho nunca.

Los investigadores se centraron en la incidencia de cáncer de mama, de ovario y de endometrio. “Estaba claro que las mujeres que habían usado píldoras anticonceptivas orales tenían un riesgo mucho menor de desarrollar cáncer de ovario y endometrio”, aseguran los autores de la investigación. En concreto, disminuye el riesgo de cáncer de ovario en un 28% y el de endometrio en un 32%.

Además de este dato, se aventuran a decir que esta baja incidencia perdura, al menos, 15 años después de suspender el tratamiento con este tipo de anticonceptivo.

¿Es verdad que aumenta el cáncer de mama?

Un mito muy extendido sobre el uso de la píldora anticonceptiva es el relativo al aumento del riesgo de cáncer de mama. Como decimos, la investigación también tuvo este dato en cuenta. Los autores llegaron a la conclusión de que se observa un pequeño aumento del riesgo, pero que desaparece a los pocos años después de dejar de tomarlo: “nuestros resultado sugieren que el riesgo de cáncer de mama a lo largo de la vida podría no diferir entre las mujeres que han utilizado estos anticonceptivos alguna vez o las que no lo han usado nunca”, afirman.

Cáncer de ovario y endometrio, los más comunes

Este estudio contribuye un gran avance en materia de investigación sobre la píldora anticonceptiva, ya que se refieren a dos de los cánceres ginecológicos más comunes. En concreto, tal y como aseguran desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia, el de endometrio es el más común de todos, aunque tiene una tasa baja de mortalidad porque suele cogerse muy a tiempo gracias a las pruebas de diagnóstico. Sin embargo, el de ovario es de los más mortales ya que suele verse cuando ha afectado a otras partes del cuerpo.

¿En qué consiste la píldora anticonceptiva?

Recordemos que el anticonceptivo oral, uno de los más conocidos y comunes a lo largo y ancho del mundo, lleva a cabo su función gracias al estrógeno y la progestina, los cuales previenen la ovulación y, por tanto, evitan un embarazo. Además, la píldora ‘espesa’ el moco cervical para evitar la recepción de espermatozoides y deja el endometrio en ‘pause’ para prevenir una posible gestación.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo