Primavera y embarazo

¿La primavera aumenta las probabilidades de concebir un embarazo?

Nuestro cuerpo experimenta cambios con la llegada de la primavera. El buen tiempo aumenta los niveles de hormonas como la serotonina o la oxicotina, relacionadas directamente con la concepción de un embarazo. Pero, ¿es cierto que la primavera es la mejor época para concebir?

embarazo fertilidad
Fuente: Pixabay

'La primavera la sangre altera' ¿Cuántas veces hemos escuchado este refrán popular? Cuando llega esta estación del año tenemos las hormonas revolucionadas para salir a disfrutar del sol, el mar, la montaña, en definitiva, de más tiempo libre.

Este dicho no es en vano: se refiere a los cambios que se producen con el buen tiempo que llega. En nuestro cuerpo, sin ir más lejos, son muchas hormonas que aumentan de nivel, como la serotonina y la oxitocina, que se alteran por el aumento de la luz solar.

Esto está directamente relacionado con las posibilidades de concebir un embarazo, ya que estas hormonas guardan relación con la reproducción femenina.

Un estudio presentado en el Congreso Mundial de Fertilidad y Esterilización de Múnich avala esta explicación al afirmar que en primavera aumentan las probabilidades de concebir un bebé. ¿Y cuál es la causa? Una sencilla razón: la vitamina D. Esta ayuda a la absorción de calcio, a la protección en los huesos a la vez que genera un mayor nivel de testosterona aumentando el deseo de tener relaciones sexuales. Los altos niveles de esta vitamina en la sangre mejoran la movilidad y la morfología de los espermas, según cuentan estos expertos y recoge InfoSalus.

La doctora Marta Antich explica que: "El aumento de horas de sol también afecta positivamente a nuestro estado de ánimo, con lo que también estamos más predispuestos al contacto social e íntimo", argumenta la bióloga de Fertilab Barcelona.

¿Cuáles son los factores que favorecen la fertilidad?

Ya hemos comentado que la vitamina D tiene una relación estrecha con el aumento de la fertilidad en primavera, puesto que el estudio ha llegado a la conclusión que esta vitamina afecta a la hormona del cortisol, que es la encargada de reducir el estrés, la hormona TSH (hormona estimulante de las tiroides), que es la que se ocupa de aumentar el metabolismo y la hormona de la serotonina, que aumenta el bienestar, y, por último, la oxitocina que es la que despierta el apetito sexual.

Según la revista científica Scielo, del Instituto Carlos III, para mejorar la fertilidad las parejas deben seguir una alimentación equilibrada y variada, con un contenido elevado en hidratos de carbono y fibra, grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, proteínas de origen vegetal, vitaminas y minerales (ácido fólico, vitaminas B12, A, D, C y E, calcio, hierro, zinc, selenio y yodo), así como baja en grasas saturadas y trans y proteínas de origen animal 7. Así las cosas, sus recomendaciones para mejorar la fertilidad tanto en hombres como en mujeres son: 

  1. Mantener un peso corporal adecuado y hacer ejercicio físico moderadamente: explican que el exceso de peso puede alterar la ovulación en las mujeres y, por tanto, es recomendable que se realice actividades físicas para evitar estos cambios en las hormonas. 
  2. Tomar un suplemento en el caso de que la diete no aporte la cantidad suficiente: muchas vitaminas (que hemos comentado anteriormente) ayudan a que el espermatozoide tenga más calidad y movilidad. 
  3. Moderar el consumo de bebidas con alcohol y cafeína: se ha observado que las dietas desequilibradas por la presencia de bebidas alcohólicas influyen negativamente en la fertilidad.
  4. Evitar fumar: las últimas investigaciones científicas apuntan a que dejar de fumar al menos dos meses antes de comenzar la búsqueda del embarazo mejora significativamente las probabilidades de conseguirlo. 
Vídeo de la semana

Continúa leyendo