Coronavirus

¿La vacuna contra el coronavirus puede afectar a la fertilidad?

Aunque cada vez existen menos dudas relacionadas con la efectividad y seguridad de las vacunas contra la COVID-19, todavía existen muchas dudas relacionadas con sus efectos en la salud. Y, en las últimas semanas, ha aparecido el rumor de que podría afectar a la fertilidad. ¿Qué hay de cierto en ello?

La vacuna contra el coronavirus puede afectar a la fertilidad
Foto: Istock

Cada semana conocemos cambios en el plan de vacunación frente al coronavirus, a medida que la vacunación de la población avanza con la finalidad principalmente de poner fin a la pandemia en la que nos encontramos inmersos desde hace prácticamente un año, y que solo en nuestro país ha causado más de 3 millones de contagios y más de 68.000 fallecimientos confirmados. 

Mientras que recientemente hemos sabido que Estados Unidos aprobó la vacuna de Johnson & Johnson contra la COVID-19 el pasado sábado, que destaca principalmente por ser la primera vacuna que únicamente necesita de la administración de una sola dosis para ser efectiva y que, además, no necesita de temperaturas bajas tan extremas para su almacenamiento, todavía existen algunas dudas acerca de las posibles consecuencias que podrían tener las vacunas a corto o a largo plazo.

Si bien es cierto muchos expertos coinciden en señalar que las vacunas aprobadas hasta el momento son completamente seguras y presentan, además, una alta eficacia frente al SARS-CoV-2, es normal preguntarse si, por ejemplo, su administración podría tener algún tipo de repercusión o efecto en la fertilidad tanto masculina como femenina.

¿La vacuna contra el coronavirus podría afectar negativamente a la fertilidad?

A medida que continúa el plan de vacunación contra el coronavirus, la desinformación en las redes sociales está originando que, algunas personas, se estén haciendo preguntas acerca de la seguridad de las vacunas y, en las últimas semanas, acerca de los supuestos efectos de estas sobre la fertilidad, especialmente en Inglaterra. 

El motivo de la alarma se debió a la publicación de un documento público, elaborado inicialmente para profesionales de la salud, en el que el gobierno británico indicaba, en una sección específica sobre ‘Fertilidad, embarazo y lactancia’ que se desconocía si la vacuna de Pfizer-BioNTech “tiene un impacto en la fertilidad”, con lo único que se pretendía transmitir era que no se habían llevado a cabo estudios sobre el tema precisamente porque no existía originalmente ningún tipo de razón plausible para que los científicos pensaran que sí.

Y esto se debería principalmente a que existe muchísima evidencia de otras vacunas de virus inactivos, incluyendo la vacuna de la gripe, de que no tienen ningún impacto en la fertilidad, siendo además completamente seguras e incluso recomendadas durante la gestación

Sin embargo, muchos británicos se empezaron a preguntar, alarmados, si realmente no se trataría de un ejemplo de que esta vacuna no sería segura, y si, sobre todo, tendría verdaderamente efectos en la fertilidad o en el embarazo.

Vacuna contra el coronavirus y fertilidad
Foto: Istock

No obstante, los expertos con claros en este sentido: no hay ningún motivo que pueda hacer pensar que cualquier vacuna contra el coronavirus pueda tener un efecto negativo o positivo sobre la fertilidad, por lo que, en caso de existir sospechas, se habría llevado a cabo una investigación específica.

Por todo ello, siempre es de vital importancia encontrar y escoger fuentes precisas y confiables, sobre todo en todo lo relacionado con el coronavirus y las vacunas, ya que el incremento de bulos y fakes news se ha incrementado considerablemente desde la llegada de la pandemia a nuestras vidas. 

¿Y qué ocurre con el coronavirus y la fertilidad?

Aunque en esta área la investigación científica todavía continúa en curso, por el momento no hay estudios que indiquen que el virus tenga algún impacto en la fertilidad. 

No obstante, esto no implica que no se hayan divulgado ya algunos datos que sí sugieren que los indicadores tanto de la calidad como de la cantidad (o recuento) de espermatozoides sí se tienden a ver afectados por la COVID-19 a corto plazo.

En cualquier caso, hay motivos para la calma, ya que estos cambios no parecen ser permanentes, y suelen encontrarse comúnmente a corto plazo en otras condiciones, debido por ejemplo al aumento de la temperatura corporal a consecuencia de la fiebre.

Por tanto, y como coinciden en señalar los expertos, si no se tiene la COVID-19 no hay ninguna razón médica para modificar los planes de quedarse embarazada y tener un bebé, aunque sí es cierto que pueden existir razones psicológicas y emocionales para, al menos, modificar los planes hasta pasada la pandemia.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo