Coronavirus

Ni los espermatozoides ni los óvulos son vulnerables al coronavirus, pero las relaciones sexuales no están libres del contagio

Un nuevo estudio ha puesto de manifiesto que ni los espermatozoides ni los óvulos son vulnerables al coronavirus. Sin embargo, las relaciones sexuales no están exentas de contagio. Aclaramos todas las dudas sobre cómo afecta el coronavirus a la fertilidad y a las relaciones sexuales.

pareja embarazada
Foto Istock

Un reciente estudio realizado por el director de la clínica MARGen de Granada, Jan Tesarik, y publicado en la revista 'Reproductive Biomedicine Online' ha evidenciado que ni los óvulos ni los espermatozoides son vulnerables al coronavirus. Esto se debe a que ninguno de ellos posee los componentes que utiliza el virus para poder entrar: "Ni los espermatozoides ni los óvulos poseen los componentes que pueden ser utilizados por el virus como puerta de entrada: la enzima convertidora de angiotensina tipo 2 (ECA2), particularmente abundante en la superficie de las células epiteliales de los alveolos del pulmón (neumocitos), el puerto de entrada preferente del virus", ha explicado Tesarik.

Sin embargo, las células de los conductos nasales, del intestino, de los riñones, de la vejiga y del corazón, sí presentan moléculas ECA2, por eso estas zonas son potenciales vías alternativas de la entrada del virus en el organismo.

Este hallazgo es una noticia muy importante, ya que ofrece una visión positiva y esperanzadora del futuro de los tratamientos de infertilidad, durante y después del COVID-19, y un alivio para las parejas con problemas de fertilidad. La fecundación in vitro se realiza mediante la microinyección del espermatozoide en el citoplasma del óvulo (ICSI), por lo que se garantiza la ausencia de virus en el embrión debido a que en el óvulo no se inyecta ninguna otra célula que no sea un espermatozoide, y, como ya hemos dicho, el espermatozoide no puede ser atacado por el virus. “Una conclusión confirmada empíricamente por la ausencia de la transmisión vertical (de los padres a los hijos) de la enfermedad”, ha afirmado Tesarik.

¿Relaciones sexuales libres de contagio?

¿Significa esto que las relaciones sexuales están libres de contagio de coronavirus? Lamentablemente no y explicamos el motivo.

El líquido seminal contiene otras células, además de los espermatozoides, que sí pueden ser atacadas por el virus.

Por tanto, durante la relación sexual no se puede excluir el riesgo de que el hombre contagie a la mujer, ya que, además, un estudio reciente ha detectado la presencia del virus COVID-19 en el eyaculado de algunos hombres afectados por la enfermedad.

¿Y puede ser la mujer la que se lo transmita al hombre en el acto sexual? “Es imposible la transmisión de la mujer al hombre en el acto sexual, porque el virus está ausente en la vagina”, afirma el experto. Incidimos en que nos estamos centrando en el acto sexual como tal, otra cosa es la capacidad de contagio de los besos y del contacto físico como tal.

¿Cómo está afectando la pandemia a la capacidad reproductiva de hombres y mujeres?

La pandemia de coronavirus puede afectar a la capacidad reproductiva de las parejas de forma directa e indirecta, esto es lo que ha revelado otro reciente estudio que puede consultarse en el Centro Nacional de Información Biotecnológica.

De manera directa porque el virus puede afectar los órganos reproductores. Aunque ya hemos visto que no afecta a los espermatozoides, los testículos sí tienen otras células en las que están presentes las moléculas de ECA2 y, por tanto, un hombre con COVID-19 puede ver reducida la cantidad y calidad de los espermatozoides de sus testículos. Por ese motivo, en pacientes jóvenes con COVID-19 algunos expertos recomiendan hacer un espermiograma para valorar si pudiera llegar a ser necesario congelar el esperma.

Decíamos que también tiene una repercusión indirecta y esto se debe fundamentalmente al estrés, el miedo y la ansiedad que genera toda esta situación.

Otro factor que hay que tener en cuenta y que puede afectar a la capacidad reproductiva es el uso de algunos tratamientos antivirales que se emplean para combatir esta enfermedad y que pueden provocar daños o efectos adversos en los espermatozoides.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo