Desorden hormonal

Síndrome del ovario poliquístico, ¿en qué te afecta?

Son relativamente conocidos los síntomas y riesgos derivados de este desorden hormonal propio de mujeres adolescentes y jóvenes, pero se habla mucho menos del problema emocional que supone para muchas de las chicas que lo padecen.

Mujer pensativa (Foto: Unsplash)
Mujer pensativa (Foto: Unsplash)

El síndrome del ovario poliquístico (SOP por sus siglas en castellano y PCOS por las siglas en inglés) es una afección frecuente que afecta sobre todo a las mujeres adolescentes y jóvenes, y que se caracteriza por ir asociada a unos niveles muy elevados de andrógenos, hormonas sexuales masculinas. 

Las consecuencias de esta patología que es más habitual en mujeres con antecedentes familiares directos y en mujeres con obesidad se pueden apreciar en algunos síntomas externos que vamos a detallar a continuación junto con los riesgos más graves que puede provocar el SOP, entre ellos dificultad para quedarse embarazada. 

Menstruaciones irregulares

Son de distinta gravedad en función de la persona y de la época. La irregularidad más grave es la amenorrea, término clínico para describir la ausencia total de períodos menstruales. Cuando los períodos no son permanentes pero sí frecuentes sin regla se denomina oligomenorrea. Además, también es habitual que las mujeres con SOP sufran menstruaciones muy copiosas. incluso menstruaciones muy copiosas o largos períodos de ausencia de la regla. También se han descrito casos asociados al SOP de períodos anovulatorios; esto, sangrados sin ovulación.

Problemas de fertilidad

Es uno de los inconvenientes directos derivados de las irregularidades menstruales que el Síndrome del Ovario Poliquístico provoca. Está demostrada un vínculo directo entre ambas cuestiones, si bien no implica que una mujer que padezca el SOP no pueda quedarse embarazada. Es posible, incluso de manera natural.

Mayor riesgo de aborto espontáneo

Hay especialistas e instituciones médicas como Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver que, además de la infertilidad, apuntan al mayor riesgo de sufrir abortos espontáneos por parte de las mujeres con Síndrome del Ovario Poliquístico que aquellas que no lo padecen. 

Exceso de vello

Esta patología se denomina hirsutismo y básicamente describe la presencia de una cantidad excesiva de vello en zonas como la cara, el pecho, el abdomen o los muslos. Es bastante habitual que ocurra en mujeres con SOP. 

Piel grasa y acné

Suele ser de aparición tardía y, generalmente, persistente, y es un tipo de acné que no responde igual de bien que el acné propio de la adolescencia a los tratamientos habituales. 

Obesidad

Hay casos en los que el desorden hormonal que genera el SOP está relacionado con un aumento de peso excesivo, incluso obesidad, o con dificultad para adelgazar. 

Parches de piel gruesa de color marrón o negro

Otras de las patologías asociadas a un cuadro de Síndrome del Ovario Poliquístico según instituciones médicas como el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver es la acantosis nigricans, que se traduce en la aparición de parches de piel gruesa con una tonalidad más intensa y fuerte que el color natural de la piel. 

Dolor pélvico

Es otro de los síntomas comunes en las mujeres con SOP según toda la comunidad médica, así que conviene barajar la posibilidad de que estén relacionados si aparece este tipo de dolor en una joven adolescente que no haya sido diagnosticada con esta afección.

Inestabilidad emocional

Se habla muy poco de una de las consecuencias más importantes del SOP, la emocional. Al darse en mujeres muy jóvenes y mostrar síntomas con un importante peso en la estética, suele generar desestabilidad emocional en quien lo padece, lo cual deriva, en ocasiones, en dificultades a nivel social. Como padres, es importante arropar y acompañar a una hija que padece SOP, especialmente durante la adolescencia. 

El SOP se detecta de manera sencilla mediante un examen médico completo y no tiene cura, pero, según indica el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, se puede controlar a través de una dieta saludable, de la actividad física y de algunos fármacos que ayudan a regular el exceso de hormonas masculinas en el organismo y también el período menstrual. Uno de los más recetados por su eficacia para ello son las pastillas anticonceptivas. 

Continúa leyendo