Mejora del esperma

¿Se puede hacer algo para mejorar la calidad del esperma?

La calidad del esperma es muy relevante si queremos lograr un embarazo. Para ello existen consejos que pueden ayudarte. En este artículo observaremos muchos de ellos dados por centros especializados en la mejora del esperma.

Mejora del esperma
Freepik

La consulta preconcepcional tiene como objetivo el asesoramiento y la ayuda para una gestación saludable, lo que implica hacer pruebas a mujeres y hombres. Se suele solicitar una analítica de sangre y de orina, así como exámenes físicos y de presión arterial. Además, en el caso de ellos, se realiza un seminograma o espermiograma que mide la calidad de esperma.

Esta prueba permite realizar un análisis cuantitativo y cualitativo. Por un lado, porque da a conocer la concentración de espermatozoides en el semen, por otro porque mide la viscosidad, el color y otras características útiles.

La mala calidad del esperma se denomina oligozoospermia, y detrás puede haber múltiples causas entre pretesticulares, testiculares o postesticulares. No todas tienen el mismo grado de gravedad, por lo que una causa leve podría tratarse con consejos útiles que el paciente puede incorporar a su estilo de vida. Otras más graves, como la azoospermia obstructiva, harán necesario acudir a métodos de concepción como la fecundación in vitro.

 

Consejos para mejorar la calidad del esperma

Nos fijamos en los consejos que ofrecen los centros especializados para mejorar el esperma. Toma nota.

Un estilo de vida saludable

Se sabe que la obesidad afecta negativamente a la calidad del esperma, y eso empuja a llevar una vida saludable en la que prime la dieta sana y equilibrada y el ejercicio físico. De hecho, hacerlo no solo sirve para mejorar el esperma, sino para ganar calidad de vida y bienestar.

Por supuesto, llevar una vida sana es totalmente incompatible con los malos hábitos, como el exceso de alcohol, fumar y consumir drogas. El estrés, por otra parte, es otro factor de riesgo.

Suplementos con antioxidantes

Según algunos estudios, el omega-3, la coenzima Q10, el zinc y el selenio ayudan a mejorar la calidad del esperma. Se encuentran de manera natural en pescados, soja, sésamo, almendras, huevos, arroz integral, chocolate negro, ajos o champiñones, entre otros alimentos.

Su aporte, por lo tanto, estará más garantizado si se lleva una dieta sana y equilibrada, pero los suplementos lo reforzarán. Lo mejor, en todo caso, es consultar a un especialista.

Evitar las temperaturas altas

Ponerse el ordenador en el regazo de forma que queda cerca de los genitales, conducir durante muchas horas, los baños calientes en jacuzzis y similares, la ropa interior ajustada o la fricción continua mediante actividades como el ciclismo, no ayudan.

Los testículos necesitan mantener una temperatura adecuada, y se calcula que está dos grados por debajo de la del resto del cuerpo. Y es que por algo los genitales masculinos se encuentran fuera de la zona abdominal.

Someterse a tratamientos específicos

Ya decimos que la baja calidad del esperma puede deberse a múltiples causas, así que dependiendo de esta o del conocimiento que se tenga de ella, puede haber otras soluciones. Hablamos del tratamiento quirúrgico, hormonal o de infecciones con antibióticos.

 

En definitiva, mejorar la calidad de esperma es posible si se incorporan hábitos saludables y se desechan los que no lo son, con especial atención a la incorporación de antioxidantes. En todo caso, no funcionarán si la oligozoospermia se debe a una causa grave, en cuyo caso habrá que proceder a otros tratamientos, y siempre será un médico quien pueda ayudarte en la consulta precocepcional.

Continúa leyendo