Día contra el Cáncer de cérvix

¿Se puede prevenir el cáncer de cuello de útero?

El 26 de marzo se celebra el Día contra el Cáncer de Cérvix. Uno de los cánceres más frecuentes en chicas y, también, más prevenible de todos.

Cada 26 de marzo se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Cérvix, una fecha señalada en el calendario para recordar la importancia de buscar tratamientos efectivos contra este tipo de cáncer que, obviamente, solo sufren las mujeres.

De acuerdo a datos del estudio las Cifras del Cáncer en España, el año pasado se estimaba que en España se detectarían 1942 casos nuevos de cáncer de cuello uterino. Aunque, de acuerdo a la Sociedad Americana de Cáncer se estima que en 2022 mueran en Estados Unidos alrededor de 4.280 mujeres a causa del cáncer de cuello de útero, lo cierto es que no se encuentra entre los tipos de cáncer más frecuentes.

Además, su prevalencia ha disminuido en cantidad en las últimas seis décadas. Al menos, así lo afirmaba la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en 2019.

Aunque la mortalidad es de casi el 50% en mujeres jóvenes, lo cierto es que es uno de los tipos de cáncer más prevenibles de todos: en un 99% de los casos esta enfermedad se relaciona con la infección por el Virus del Papiloma Humano.

VPH: la causa más frecuente de cáncer de cérvix

En los últimos años hemos asistido al aumento desproporcionado de los casos de Virus del Papiloma Humano entre la población joven.

El problema del VPH es que apenas presenta síntomas tras su infección. Se trata de un virus del que existen más de 150 tipos de cepas diferentes. Algunas de ellas son las responsables de las conocidas verrugas genitales, que pasan completamente desapercibidas y que, a menudo, desaparecen solas con el paso del tiempo (y, con ellas, la infección).

Otras cepas son las potencialmente peligrosas: la cepa número 16 y la 18 las más peligrosas de todas. ¿Por qué? Porque son las que se asocian a lesiones precancerosas que pueden derivar en cáncer de cuello de cérvix, de vulva o de ovarios, entre otros. “Solo una pequeña cantidad de estas lesiones progresan a infecciones persistentes y, de estas, solo una parte avanza a lesiones precancerosas y cáncer”, afirma la Asociación Española de Pediatría.

Como decíamos antes, lo más complicado de este virus, y una de las causas de que sea la principal enfermedad de transmisión sexual, es que no da síntomas. Para detectarlo hacen falta pruebas diagnósticas específicas. Y, además, aunque mujeres y hombres pueden contagiarse, el mayor riesgo se lo llevan ellas, que son las que pueden sufrir cáncer de cuello de útero después de la infección.

¿Cómo se puede prevenir el cáncer de cuello uterino?

Teniendo en cuenta que el Virus de Papiloma Humano es el causante de este tipo de cáncer en el 99% de los casos diagnosticados, la mayor forma de prevenirlo es previniendo esta ETS.

  • Limitar el número de parejas sexuales (cuantas más parejas, más riesgo de contraer el VPH)
  • Manteniendo relaciones sexuales con preservativo
  • Vacunándose contra el VPH: la vacuna no protege contra todas las cepas, pero sí protege contra las cepas más peligrosas. La vacunación está recomendada a niños de entre 11 y 12 años de edad, pero puede comenzar a los nueve. Si has pasado esa edad y no te has vacunado, está recomendada hasta los 26 años. Deberían vacunarse tanto hombres como mujeres
  • En el caso de las chicas, realizando una prueba diagnóstica una vez al año: una citología
  • En el caso de que la citología dé positiva, realizar la prueba del VPH en busca de las cepas que pueden haber ocasionado la alteración de la citología
Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo