Madre soltera

Ser madre en solitario: cada vez más común gracias a la reproducción asistida

1 minuto

Aumentan en un 16% las mujeres solteras que acuden a las clínicas de reproducción asistida.

También te puede interesar: Así son las nuevas madres solteras
Madres en solitario

Los avances científicos y tecnológicos han facilitado que se hayan multiplicado por tres la cifra de mujeres que acuden en solitario en los últimos cinco años. Cada vez son más mujeres las que deciden ser madres en solitario o parejas homosexuales que acuden a tratamientos para poder hacer realidad el sueño de la paternidad o la maternidad.

Además, el retraso de la edad de ser madre también influye en que cada vez más mujeres acudan a técnicas de reproducción asistida para quedarse embarazadas.

Según la doctora Victoría Verdú, coordinadora de las clínicas Ginefiv, “la edad media de las mujeres que se someten a un tratamiento de reproducción asistida se sitúa en los 39 años”. La causa principal para el  retraso de la maternidad es que las mujeres deciden esperar a tener realizada su  carrera profesional y a sentirse del todo segura con la idea de ser madres.

A raíz a esta decisión, cada vez son más las parejas que tienen problemas para concebir debido a que, a medida que aumenta la edad de la mujer, disminuyen las posibilidades de un embarazo de forma natural. Eso sí, esto no evita ser padres por medio de otras técnicas como es la reproducción asistida. Según Verdú, “es importante no esperar más allá de los 38 años para someterse a un tratamiento de reproducción asistida, ya que las posibilidades de éxito disminuyen y aumentan las posibilidades de complicaciones en el embarazo.

Nuevas técnicas

Pese a ello, las nuevas prácticas no evitan que las mujeres que acuden tarde a los centros de reproducción asistida vean mermado su deseo de ser madre. Técnicas tan novedosas como la ovodonación o la transmisión de embriones, suelen tener bastante éxito. De hecho, son las prácticas a las que se acude después de que las anteriores hayan fracasado. Otro punto a su favor es que la mujer no necesita estimular óvulos, por lo que el proceso es mucho más cómodo para ella.

Además, tal y como afirma la doctora, cada vez son más el número de parejas lesbianas que acuden para tener un bebé. El número ha aumentado en un 35% en los últimos cinco años. Las mismas buscan un  tratamiento de inseminación artificial con ovulación natural.

Así vemos que, pese a la edad o la condición, el sueño de ser madre puede hacerse realidad.

Etiquetas: embarazo, fertilidad, tratamiento de fertilidad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS