Menstruación

Practicar sexo teniendo la menstruación: ¿qué ventajas tiene?

La menstruación es un proceso natural que las mujeres en edad fértil de todo el mundo viven cada mes pero que, por muy frecuente y natural que sea, está cargada de tabús y supersticiones que condicionan nuestra manera de entender el sexo. Por ello, estos estudios revelan científicamente cuáles son las ventajas de practicarlo con la regla.

sexo menstruación
Fuente: iStock

Hablar de las ventajas y desventajas que ofrece practicar sexo con la menstruación es cada vez algo más común. Desde cómo y cuando llegó a nuestras vidas, hasta cómo la vive cada mujer. Sin embargo, la regla ha estado rodeada de un oscurantismo que se ha comenzado a romper, tal y como se aprecia en las noticias periodísticas, las redes sociales o los colegios. La demanda de información sobre el ciclo menstrual y otras cuestiones íntimas está a la orden del día. El hablar de la menstruación sin complejos es una tendencia al alza avalada por la necesidad de visibilizar enfermedades además de por realzar el empoderamiento de la mujer en todas sus facetas, también en el ámbito de la salud.   

Incremento en la líbido

Uno de los temas de mayor actualidad según INTIMINA, marca de cuidado íntimo para la mujer, es las ventajas que se encuentran al tener sexo con la regla. En un estudio revelan que muchas mujeres experimentan un incremento en la líbido durante los días de la menstruación, por lo que las relaciones serán más placenteras. Además, según esta marca la necesidad de lubricación será menor. En principio todo parecen ventajas, sin embargo, hablar de sexo y menstruación ha sido un tabú infranqueable capaz de hacer que los planes se pospongan o se modifiquen algunos hábitos sexuales

No obstante,  cada vez más mujeres practican sexo con la regla debido a sus múltiples beneficios como el alivio de los dolores, el acortamiento de los días de sangrado o las penetraciones más suaves. Así lo confirma un estudio realizado por CLUE: solo el 15% de los encuestados informaron participar en su actividad sexual habitual durante la menstruación.

Menos de la mitad de las mujeres evita el sexo con la menstruación

Además, este estudio revela que las personas cambian su comportamiento sexual durante sus períodos. Hay muchas posibles explicaciones: las creencias sociales y los tabúes sobre la higiene, los calambres o las molestias que afectan a inseguridades como por ejemplo el miedo a manchar las sábanas o la ropa son solo algunas.

Así, el 49% informó que evitaba cualquier/toda la actividad sexual genital durante su período. Además, el 21 % admitió que evitaba cualquier/toda actividad sexual (incluso no genital) durante su período así cómo el 41% informó que evitaba cualquier contacto sexual con sus propios genitales y se enfocaba solo en estimular a su pareja. Sin embargo, otro estudio pregunta a 43 estudiantes sobre su apetito sexual y sus relaciones sexuales. Además, a las mujeres se les tomó una muestra diaria de saliva en la que se analizaban los niveles de estrógenos, progesterona y testosterona.   

Eliminar el estigma

Como conclusión, en el estudio se revela que el apetito sexual está al máximo en la mitad del ciclo menstrual, cuando comienza la ovulación. Luego, la mujer es menos receptiva a las iniciativas de su pareja, ya que su apetito desciende al mínimo poco después de que la mujer haya ovulado. Por todo ello, es lógico que las mujeres sientan más apetito sexual en sus periodos, sin embargo, y a pesar de las numerosas ventajas que proporciona, las mujeres siguen prefiriendo evitarlo. 

Quizás deberíamos luchar por eliminar el estigma, los prejuicios y los tabúes relacionados con la menstruación y el sexo así cómo buscar información que enseñe a las nuevas generaciones a tener una relación sana y saludable con su sexualidad, intervenga la menstruación en ella o no.

Eso sí, si os vais a lanzar a practicarlo y queréis evitar un embarazo (además de ETS), recordad hacerlo con protección, pues es posible quedarse embarazada teniendo la regla.

manuela rodríguez

Manuela Rodríguez

"Los adultos representan el peligro más activo para los niños, a no ser que hayan tomado la decisión de reconocer y respetar los procesos de desarrollo". - Rebeca Wild

Continúa leyendo