Anticonceptivos hormonales

10 mitos y verdades de la píldora anticonceptiva

La píldora es uno de los métodos anticonceptivos más usados, sin embargo, alrededor de ella hay multitud de mitos que provocan inseguridad a las mujeres que la están consumiendo. Nos decidimos a desmontarlos y a contaros los pros.

0 / 0
La píldora engorda

1/10 La píldora engorda

Es uno de los mitos más extendidos. Con los avances médicos la píldora ya no engorda, sin embargo, sí que se ha demostrado que en algunas mujeres produce retención de líquidos, por lo que nos podemos notar más hinchadas.

No ovulas

2/10 No ovulas

Estos métodos anticonceptivos funcionan inhibiendo la ovulación, es decir, lo que hacen es no permitir que el óvulo madure y así no se produzca la fecundación. Pero, si no ovulo, ¿por qué tengo la regla? Pues porque el estrógeno –hormona que tiene la píldora- provoca el crecimiento del endometrio y el gestágeno –otra hormona- hace que madure, pero en menor medida.

Problemas circulatorios

3/10 Existen riesgos de problemas cardiovasculares o circulatorios

Los riesgos de sufrir problemas circulatorios o vasculares aumentan, sobre todo, si la mujer que la toma es fumadora, obesa, tiene hipertensión o sufre de problemas de coagulación. Sin embargo, en mujeres sanas el riesgo es muy bajo.

El dolor menstrual disminuye

4/10 El dolor menstrual disminuye

La razón por la que con la píldora muchas mujeres tienen menos dolores de regla es porque se inhibe la prostaglandina, una sustancia que provoca contracciones en el útero y es lo que crea el dolor menstrual.

El sangrado disminuye

5/10 El sangrado disminuye

Con la píldora hay que hacer descansos y dejar de tomarla un tiempo

6/10 Con la píldora hay que hacer descansos y dejar de tomarla un tiempo

Esta creencia no tiene base científica, a no ser que, por la razón que sea, nuestro médico o ginecólogo nos lo recomiende que, entonces, hay que obedecer siempre sus indicaciones

Tomar la píldora puede afectar negativamente a la fertilidad

7/10 Tomar la píldora puede afectar negativamente a la fertilidad

Una vez que dejamos de tomar la píldora, volvemos a ovular por lo tanto, también podemos quedarnos embarazadas.

Disminuye el acné

8/10 Disminuye el acné

La píldora ayuda a regular las hormonas, entre ellas, las causantes de esos incómodos granitos.

Hay que acudir al ginecólogo

9/10 Es necesario un control médico

Todos los medicamentos necesitan revisión de un médico y, en este caso, de un ginecólogo. Necesitamos hacernos análisis más o menos cada año mientras la tomamos para controlar distintos aspectos, entre ellos, la salud de nuestro hígado.

Previene las enfermedades de transmisión sexual

10/10 Previene las enfermedades de transmisión sexual

Si queremos estar prevenidas contra las enfermedades de transmisión sexual, hay que usar un método de barrera, como el preservativo. Es importante saber que la píldora solo inhibe la concepción

¡Eres una experta!

¡Eres una experta!

¡Enhorabuena! Estás hecha toda una experta en este método anticonceptivo. No olvides seguir los consejos que hemos dado y acude a tu ginecólogo en el caso de que te surja alguna duda. ¡Ellos siempre nos solucionarán los problemas!

¡No lo llevas mal!

¡No lo llevas mal!

Aún te falta mejorar, pero nada que no se pueda solucionar volviendo a hacer el test o leyendo distintos artículos. Recuerda, que si tienes más dudas, hay un montón de sitios en los que poder informarte aunque siempre, el más fiable y que nos atenderá personalmente, será nuestro ginecólogo.

¡Ponte las pilas!

¡Ponte las pilas!

Todo se puede mejorar buscando información, preguntando a tu médico habitual o al ginecólogo o, si quieres, vuelve a hacer el test! Recuerda este punto para empezar: la píldora es anticonceptiva por tres razones: primero, porque impide la ovulación; después, porque espesa el moco cervical para evitar la recepción de espermatozoides y, por último, deja el endometrio en 'standby' para prevenir una posible gestación.