Cuidarse

¿Qué tengo que hacer para planificar un embarazo?

No se trata solo de dejar de usar métodos anticonceptivos. Te contamos las pautas a seguir si habéis decidido ser padres.

¿Qué tengo que hacer para planificar un embarazo?

Un día decidís que ha llegado el momento de ser padres. Dejáis de emplear métodos anticonceptivos y, con el tiempo, llega el esperado positivo. ¿Significa eso que habéis planificado el embarazo? En absoluto.

 

Según un estudio realizado el año pasado Fundación para el Progreso de la Educación y la Salud, tan solo el 19% de las mujeres encuestadas acudió al ginecólogo unos meses antes para planificar su embarazo y empezar a cuidarse. Según los expertos, la planificación del embarazo consiste en una serie de medidas preventivas que ambos miembros de la pareja – sí, sí, ¡el padre también!- deben adoptar unos tres meses antes de comenzar la búsqueda. El motivo es muy lógico: ambos gametos se forman y maduran antes de la fecundación, y en concreto el espermatozoide necesita, precisamente, de unos tres meses para completar dichos procesos. Procesos que, por otro lado, son muy sensibles a ciertos factores ambientales que pueden provocar mutaciones dañinas. Además, en el caso de la mujer, las medidas preventivas garantizan la protección del feto durante las primeras semanas del embarazo, en las que por lo general la mujer aún desconoce su estado.

 

Medidas preventivas

En un documento publicado por Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas, los expertos indican cuáles son las principales medidas a adoptar – hombres y mujeres- una vez que se ha decidido buscar un embarazo:

 

1. Si hay antecedentes de defectos congénitos en la familia, se recomienda acudir a un Servicio de Genética para valorar los riesgos.

2. Se recomienda empezar a tomar ácido fólico a dosis bajas – 0,4 mg. Diarios-, a no ser que el médico recomiende algo diferente.

3. Evitar las bebidas alcohólicas, que pueden afectar a la formación de los gametos.

4. No fumar ni estar en ambientes con humo de tabaco.

5. No consumir drogas.

6. Mantener una dieta equilibrada, con frutas y verduras y pocas grasas saturadas.

7. Si alguno de los miembros de la pareja tiene alguna enfermedad, es mejor consultar al médico. Si la futura madre tiene alguna enfermedad crónica se debe seleccionar el tratamiento que conlleve el menor riesgo para el embrión y para el feto.

8. La mujer debe conocer su nivel de hormonas tiroideas.

9. Asegurarse de haber sido inmunizados contra ciertas infecciones y vacunarse si no lo estuvieran. Sobre todo la madre y en especial si trabaja con niños o enfermos.

10. Seguir las normas de protección de riesgos laborales, sobre todo aquellos relacionados con temperaturas extremas, radiaciones ionizantes, y otros factores físicos, y substancias químicas.

 

Fuente: Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas

 

 

 

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: embarazo, fertilidad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS