El dolor de una pérdida

Aborto, consejos para superar la pena

Has perdido a tu bebé y te sientes la mujer más desdichada del mundo. Te entendemos, tienes licencia para llorar. Es tu pérdida y necesitas un tiempo de duelo. ¿Cómo hacerlo?

También te puede interesar: Sospecha de aborto, cuanto antes al hospital
aborto

Cuando se produce un aborto, la gente del entorno, por eso de animar a la mujer que lo ha sufrido, intenta restar importancia a lo ocurrido con frases hechas del tipo: “Eso es porque no venía bien”. “Bueno, estabas de muy poquito…”. “Eres muy joven, ya te quedarás embarazada otra vez”. "Al menos ya tienes un hijo…”,  etc.

Frases poco afortunadas, desde luego (¿qué pasa, que por estar de poquito o por haber sido madre antes tiene que dolerte menos?) que pueden conseguir, precisamente, el efecto contrario y aumentar aún más la pena de la mujer que, además de triste, se sentirá incomprendida.

Si alguien de tu entorno ha perdido el bebé que esperaba, antes de decirle nada, ponte en su lugar y piensa que era su bebé, que estaba muy ilusionada y que se ha llevado una gran decepción. Lo que necesita ahora es comprensión y cariño, mucho cariño.

 Consejos para superar la pena

La mujer que ha vivido esta situación precisa de todo el apoyo de su entorno, ya que la pérdida de un futuro hijo, aunque el embarazo se haya interrumpido a las pocas semanas, siempre produce una gran tristeza, que se ve agravada por los bruscos cambios hormonales  que se producen en el cuerpo.

Cuando sufren un aborto, a muchas mujeres se les viene el mundo encima. Incluso algunas piensan que lo ocurrido es culpa suya, que ya no podrán tener más hijos y sienten pánico con solo pensar en intentarlo de nuevo.

Son sentimientos naturales ante la pérdida del bebé, pero pueden convertirse en un problema sino se superan.

Si la pena no se ha superado a los pocos meses, hay que buscar ayuda. En algunas clínicas existe un servicio de psicología ginecológica con especialistas preparados para atender estos casos.

La matrona que ha seguido el embarazo también puede ayudarte a superar los miedos.

¿Se puede prevenir?

Si, siempre que se conozca la causa y se pueda tratar o evitar (por ejemplo, si hay un problema de incompetencia cervical se previene cosiendo el útero con técnicas especiales), pero, sin embargo, no existe tratamiento para las anomalías cromosómicas, aunque lo habitual es que estas no se repitan.

Cuando se producen dos o más abortos seguidos (abortos de repetición) se realiza un estudio en profundidad para determinar si existe una causa permanente que puede ser corregida.

En las gestaciones de riesgo (hipertensión materna, diabetes, gestación múltiple...) el control médico es más exhaustivo. Se aconseja hacer un estudio genético de los padres para poder realizar cuanto antes las pruebas de diagnóstico prenatal necesarias, en caso de que se detecte riesgo de transmisión de alguna anomalía cromosómico).

¿Buscar un nuevo bebé cuanto antes o esperar?

Inmediatamente después del aborto, la mujer tiende hacia dos caminos opuestos: lanzarse cuanto antes a por otro embarazo o negarse categóricamente a pasar otra vez por lo mismo (de momento, pasado un tiempo lo habitual es que acepte la situación e inicie la búsqueda de un bebé con ilusión, aunque también con algo de miedo).

En cualquier caso, es necesario elaborar el duelo, recuperarse anímicamente y tomarse un tiempo de descanso. Si la mujer no está bien psicológicamente, un embarazo demasiado temprano, con los cambios hormonales que implica además, podría causarle mucha ansiedad

Cada caso es especial y el médico sabrá aconsejar la cuarentena adecuada.

Tradicionalmente, se aconsejaba esperar dos o tres meses antes de buscar un nuevo bebé, pero las investigaciones no han demostrado que haya más riesgo si se intenta antes, por lo que muchos médicos aconsejan buscar el bebé tras la primera o segunda menstruación, siempre que la mujer esté recuperada hormonal, física y psíquicamente. Tu médico te dirá que es lo mejor para ti.

Un aborto no significa que pueda haber problemas en otros embarazos

Los abortos espontáneos son más frecuentes de lo que pueda parecer. Se estima que una de cada cinco mujeres sufre un aborto a lo largo de su vida sin que suponga ningún problema para llevar adelante embarazos posteriores con total normalidad.

En ocasiones la gestación ha sido tan breve que la pérdida del embrión se confunde con la regla y pasa desapercibido y en buena parte de los casos no se llega a saber por qué ocurre.

La mayoría de los embarazos frustrados van seguidos de otros tranquilos que dan lugar a niños totalmente sanos.

Etiquetas: aborto, bebé, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS