Buscando un bebé

¿Cómo preparar el cuerpo para el embarazo?

El embarazo implica una serie de cambios en el cuerpo de la mujer muy importantes. Estos cambios pueden originar problemas o dolores. Prevenirlos es la clave y es posible hacerlo a través de una serie de consejos. Toma nota.

Durante los nueve meses que dura un embarazo el cuerpo de la mujer se transforma constantemente para poder cubrir las necesidades del bebé que crece en su interior y prepararse para el parto. Cambios que te detallamos en el artículo los cambios de la mujer mes a mes.

Cambios a los que además es conveniente anticiparse con el fin de poder prevenir las posibles lesiones o dolores que se puedan producir. La clave es incidir en cinco puntos básicos y, por supuesto, acudir al ginecólogo antes de ser madre. No olvides tampoco revisar tus vacunas.

Fortalecer el suelo pélvico

El periné o suelo pélvico son los músculos y ligamentos que mantienen en su posición correcta la vejiga, el útero y el recto. Durante el embarazo esta musculatura se debilita por lo que es fundamental trabajarla para hacerla lo más fuerte posible y lo más resistente al cambio. ¿Cómo? Haciendo algunos ejercicios. 

Por ejemplo, los ejercicios de Kegel (ejercicios de fortalecimiento) ayudarán a evitar pérdidas cuando se estornude o se tosa, además de reducir el dolor pélvico durante el embarazo. Estos ejercicios implican una contracción de los músculos del esfínter en vez de los de glúteos y muslos. Del mismo modo, fortalecen los músculos pélvicos. Son absolutamente aconsejables desde el minuto uno del embarazo. Por supuesto, cualquier tipo de ejercicio físico tendrá que ser moderado durante la gestación.


Preparar al organismo para el aumento progresivo del vientre

Es recomendable, tal y como sostienen los expertos de iSalud, practicar ejercicios que eviten la separación de la musculatura abdominal. De esta manera, a medida que crezca el bebé se conseguirá que los músculos abdominales que van en vertical a lo largo de la tripa no se separen. Así, se impedirá el dolor lumbar, el dolor pélvico u otras lesiones.


Mantener una respiración correcta

Otro de los consejos clave para las mujeres que están esperando un bebé y aquéllas que tienen en mente quedarse embarazada es respirar de una forma correcta. Esto ayudará a que los músculos del centro y del suelo pélvico se contraigan automáticamente, protegiéndose así frente a las lesiones.


Practicar ejercicio de forma regular

El ejercicio ayudará a reducir la hormona del estrés y fomentará la fortaleza muscular y cardiovascular para llevar el peso extra del bebé. Los especialistas de iSalud recomiendan realizar un ejercicio suave como nadar, caminar, hacer bicicleta, yoga o pilates, entre otros.

Hacer ejercicio durante el embarazo puede ayudarte a controlar el peso y alivia los dolores de espalda y los problemas circulatorios. Sin embargo, algunos ejercicios están contraindicados en esta etapa.

Aprender a mantener unos buenos hábitos posturales

Además de practicar ejercicios físicos, es muy importante mantener unos buenos hábitos posturales para preparar al organismo para el peso extra del embarazo y así reducir las posibilidades de dolor lumbar y pélvico.

Y si ya estás embarazada seguro que éstas son las preguntas que te merodean por la cabeza. Encuentra las respuestas en este artículo que trata sobre las 6 preguntas frecuentes cuando estás embarazada.

También te puede interesar:
Ana Palicio

Ana Palicio

Soy periodista y madre de una niña y un niño. Si algo he aprendido con ellos, es que me queda mucho por aprender. Soy una asturiana por el mundo, que vive en Madrid. Me gusta viajar, lo nuevo, los museos, salir y entrar...Trataré de mostrar todo lo que me inspira, ayuda y divierte.

CONTINÚA LEYENDO