Alimentación y fertilidad

Las grasas saturadas, malas para la fecundación in vitro

Las grasas saturadas que consume la mujer antes o durante un tratamiento de fecundación in vitro pueden ser perjudiciales para la estimulación ovárica, según un estudio realizado por la Universidad de Harvard.

Las grasas saturadas, malas para la fecundación in vitro

Si quieres quedarte embarazada y necesitas realizar un tratamiento de fecundación in vitro (FIV), mejor será que dejes a un lado las patatas fritas, la panceta, la bollería industrial… y todas las comidas ricas en grasas saturadas. Un reciente estudio realizado por la Universidad de Harvard pone de manifiesto que la grasa que se consume antes o durante el tratamiento puede afectar, de manera considerable, a la estimulación ovárica con hormonas: repercute en el número de ovocitos que se extraen del útero, lo que afecta de manera negativa al resultado de la concepción.

El estudio realizado por la Universidad de Harvard

El estudio, presentado en Estambul por el profesor de Nutrición y Epidemiología de la Universidad de Harvard Jorge Chavarro, estudió a 147 mujeres que se preparaban para una FIV, a las que dividió en grupos según su consumo de grasa. Así, se comparaba el resultado de las distintas participantes con el obtenido por un tercio de las mujeres que menos grasas habían consumido.

Tras el análisis estadístico, se demostró que las mujeres que más grasas saturadas consumían produjeron una media de 9,3 ovocitos, mientras que las que menos grasas de este tipo habían consumido lograban 11,6 de media.

Otro dato interesante del estudio es que los resultados son independientes de si la futura mamá es obesa o no. Es decir, aunque la mujer consuma grasas saturadas y no engorde, ese consumo sigue siendo perjudicial, si se quiere someter a un tratamiento de fecundación in vitro.

Eso sí, las grasas no se deben eliminar de la dieta. Las mujeres que tomaban más grasas monoinsaturadas tenían 3,45 más posibilidades de dar a luz un niño tras la FIV.

 

 

 

Etiquetas: embarazo, fertilidad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS