Salud de la mujer

Pseudocitosis: todo lo que debes saber sobre el síndrome del falso embarazo

La Pseudocitosis consiste en un síndrome en el que la mujer cree que está embarazada, pero realmente no lo está. Por ejemplo, pueden surgir incluso síntomas típicos de la gestación, debido a que el cerebro malinterpreta las señales y ocasiona un aumento de las hormonas propias del embarazo, lo que influye en la aparición del resto de signos y molestias. Te explicamos en qué consiste.

¿Te sientes embarazada sin estarlo verdaderamente? Especialmente en aquellos momentos en los que se ha estado tratando de concebir durante bastante tiempo, es habitual que pueda acabar convirtiéndose en un problema mensual, sobre todo cuando la fecundación no se produce, la menstruación llega, y nuevamente es necesario volver a intentarlo en el siguiente ciclo.

Aún cuando la prueba de embarazo sea negativa, es posible que, en algunas ocasiones, la mujer sienta que está embarazada. Y en esos momentos tiene todos los signos y síntomas del embarazo: fatiga, antojos, cansancio e incluso náuseas.

Sin embargo, cuando llega el período es evidente que la concepción no se ha producido, por lo que, originalmente, los síntomas que han surgido no se deben en particular al propio embarazo.

Lo cierto es que, tal y como opinan muchos especialistas, la experiencia de sentirse embarazada al intentar concebir no se trata de algo muy infrecuente. Al contrario, es posible sentir “síntomas imaginarios”, que pueden estar en la cabeza… o no tanto.

Entendiendo un poco más acerca del falso embarazo (Pseudocitosis)

Aunque es cierto que el embarazo tiende a ser considerado por muchas mamás como un momento emocionante, único e inolvidable, no siempre termina como se desea. Es más, en casos raros, puede ocurrir que la mujer sienta o crea que está embarazada, solo para acabar descubriendo que sus síntomas no fueron causados por la gestación, sino por algo completa y totalmente diferente.

Es lo que ocurre con el denominado como falso embarazo, embarazo falso o simplemente pseudociesis. Consiste en la creencia de que se está esperando un bebé cuando, en realidad, no se está verdaderamente embarazada.

Las mujeres que tienen pseudocitosis suelen tener muchos, si no todos, los síntomas del embarazo; evidentemente, con excepción del feto real, que no existe precisamente por el hecho de que en origen no está embarazada.

Podría decirse que es un problema similar al Síndrome de Couvade, que experimentan los hombres, los cuales tienden a desarrollar muchos de los mismos síntomas que sus parejas embarazadas, como náuseas matutinas, dolor de espalda e incluso aumento de peso.

¿Cuáles son sus causas y qué síntomas aparecen?

Lo cierto es que, solo recientemente, los médicos han empezado a comprender los problemas tanto psicológicos como físicos que se encuentran en la raíz de la pseudocitosis. Aunque por el momento no se conocen las causas exactas, los médicos sospechan en una serie de factores psicológicos, que pueden actuar engañando al cuerpo para que “piense” o “crea” que está embarazada.

En muchas ocasiones esto puede ser debido al deseo intenso que la mujer siente de quedarse embarazada, sobre todo en aquellos instantes en los que la concepción no llega (por ejemplo, ante un caso de infertilidad, abortos espontáneos repetidos o la llegada inminente de la menopausia). 

Cuando es así, el cuerpo puede producir algunos síntomas comunes del embarazo, como podría ser el caso del agrandamiento de los senos, la hinchazón del vientre o incluso la sensación de movimiento fetal. Posteriormente, el cerebro de la mujer malinterpreta esas señales, creyendo que se trata de un embarazo real, desencadenando la liberación de hormonas (como es el caso del estrógeno o de la prolactina), lo que sí acaba conduciendo a la aparición de síntomas reales de la gestación. 

Síntomas del síndrome de falso embarazo
Foto: Istock

En lo que se refiere a los síntomas del embarazo falso, es habitual que surjan prácticamente los mismos síntomas que aparecen cuando la mujer está realmente embarazada. Esto incluye, por ejemplo, la aparición de náuseas y vómitos, senos agrandados y sensibles, cambios en los pezones (podría aparecer incluso la producción de leche), vientre hinchado, aumento de peso, interrupción del período menstrual e incluso tener la sensación de que se están produciendo movimientos fetales.

Estos síntomas pueden durar unas pocas semanas, unos meses o incluso algunos años. Mientras que, solo en un pequeño porcentaje de los casos, es posible incluso que la mujer acuda al hospital con síntomas similares a los dolores de parto.

¿Cómo se diagnostica y cómo se trata un falso embarazo?

Para determinar si la mujer está experimentando o no un falso embarazo, es común que el médico evalúe sus síntomas y lleve a cabo un examen pélvico y una ecografía abdominal. En el caso de una pseudocitosis, es evidente que no aparecerá ningún embrión, feto o bebé en la ecografía, de tal forma que tampoco se escucharán los latidos del corazón

Pero esto no significa que el médico no pueda encontrar algunos cambios físicos que comúnmente ocurren durante un embarazo normal, como podría ser el caso de la existencia de un cuello uterino ablandado o un agrandamiento del útero. Debemos tener en cuenta que en algunas ocasiones el cerebro malinterpreta las señales y se produce un aumento de las típicas hormonas del embarazo, principales “culpables” de la aparición del resto de síntomas y cambios.

Respecto al tratamiento, cuando las mujeres creen estar embarazadas sin estarlo verdaderamente, sobre todo durante varios meses, puede acabar siendo muy doloroso y molesto descubrir que en realidad no lo están. No obstante, de acuerdo a los expertos, mostrarle a la mujer una prueba de que realmente no está embarazada, como podría ser mediante una ecografía, se convierte en una de las formas más exitosas a la hora de ponerle fin a un embarazo falso.

Por otro lado, en caso de que la mujer experimente también síntomas físicos como irregularidad menstrual, es posible la prescripción de medicamentos, mientras que si surgen problemas relacionados con la inestabilidad psicológica, la psicoterapia puede ser de mucha ayuda.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo