El subconsciente

¿Qué significa soñar con un recién nacido?

No tiene por qué estar relacionado con la maternidad, y depende mucho del contexto del sueño qué significa, de ahí que no exista una sola respuesta para esta pregunta.

Mujer dormida (Foto: iStock)
Mujer dormida (Foto: iStock)

Responder a una pregunta tan compleja de una única manera es imposible porque para los expertos en sueños, lo que brota del subconsciente tiene también mucho que ver con el contexto y la acción que se produce, no solo con la temática del sueño. Es más, no siempre tiene que estar relacionado con la maternidad. Por este motivo conviene afrontar la respuesta en base a distintas situaciones habituales que se dan en este tipo de pensamientos inconscientes protagonizados por bebés. 

Está vivo o no

Si está vivo, hay expertos que lo vinculan con la necesidad irracional de tomar alguna decisión que empieza a nacer en ti, ya sea relacionada con tu parte femenina si la protagonista es una niña o masculina si es un niño. Esta decisión puede tener que ver con la paternidad, pero también influyen otros motivos como por ejemplo si en las horas previas al sueño ha habido alguna conversación o situación relacionada con bebés y la paternidad. Si el bebé no está vivo, el sueño suele tener que ver con los miedos y la incertidumbre por lo que va a venir, o puede hacer referencia a una decisión que has tomado y no quieres aceptar. Tiene que ver con los cambios y las transformaciones que uno se niega a aceptar. 

Soñar con un bebé si no tienes hijos

Suele estar relacionado con deseos no satisfechos, pero no necesariamente tiene que ser el de ser madre o padre. Refleja una necesidad que debe ser satisfecha, o bien es un sueño relacionado con alguna conversación reciente sobre maternidad cuyo poso ha quedado en tu interior y vuelve a brotar en tu subconsciente. También puede estar relacionado este tipo de sueño con el miedo a no ser capaz de cuidar de uno mismo o de los seres queridos. Es, en definitiva, un sueño con múltiples lecturas posibles.

Si ya tienes un hijo

Este es un sueño que los especialistas relacionan sobre todo con contextos en los que el reloj biológico ya está despierto, pero no necesariamente tiene que ver con la maternidad. Puede hacer referencia al sentido de la responsabilidad; el subconsciente te avisa de que ya estás preparada para afrontar nuevos retos.

El bebé está dormido

Esto quiere decir, según los expertos, que ha nacido una parte de ti que no conocías o que se ha producido un cambio que todavía no se manifiesta. El contexto del sueño importa más todavía en este caso porque te puede anticipar por dónde va ese cambio. También puede referirse a que has encontrado un momento de estabilidad emocional y paz interior, o a que te estás tomando una pausa en algún ámbito de tu vida. Y al mismo tiempo, si eres mamá de un bebé, el sueño también puede referirse exclusivamente a eso, a tu preocupación mayor en tu vida en ese momento vital, de ahí que se aparezca reiteradamente en tus sueños en distintos contextos.

El bebé está sobre tus brazos

Este sueño, más allá de la relación directa que puede tener con la maternidad, significa que eres consciente de un cambio que se ha producido o se está produciendo en ese momento en tu vida, y que lo aceptas. Tener en brazos a un bebé significa amor, ternura, protección; es algo positivo en este caso. En otras ocasiones significa que precisamente eso, el amor de otra persona, es lo que anhelas y echas de menos, mientras que si está relacionado con la maternidad, en caso de que no tengas hijos, se interpreta como una llamada del reloj biológico. Y si ya lo tienes, con el instinto de protección y el amor que sientes por ellos. 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo