Conoce las diferentes clases

¿Qué tipos de test de embarazo hay?

Puede que estés buscando un embarazo o puede que no, pero tú intención es salir de dudas y descubrir si realmente estás embarazada. Lo mejor para ello es hacerse una prueba de embarazo. Descubre aquí las diferencias entre los distintos tipos que existen y cuándo es mejor realizar una prueba para que los resultados sean lo más fiables posible.

test de embarazo
Fuente: Pexels

Quizá tienes un retraso en tu período, o puede que incluso hayas empezado a sentir náuseas en algún momento, principalmente por la mañana. Tal vez estás buscando quedarte embarazada o tal vez no, pero te preguntas si esos síntomas se deben a que verdaderamente lo estás y quieres salir de dudas. Para ello, la mejor alternativa es que hagas un test de embarazo. ¿Quieres saber qué tipos existen?

 

Hoy en día, las pruebas de embarazo tienen una alta fiabilidad, y aunque puedan darse falsos negativos o falsos positivos en los resultados, esto no es lo más habitual, de hecho, si los pasos para llevarlas a cabo se realizan correctamente, es bastante improbable.

El funcionamiento de tales pruebas se basa en una hormona, la llamada gonadotropina coriónica humana (hCG), conocida coloquialmente por ser la “hormona del embarazo. Esta se produce durante la gestación y en el primer trimestre aumenta sus niveles. Es en torno a los 10 días después de la concepción cuando empieza a aparecer en la orina y en la sangre de las mujeres gestantes, aunque se incrementará considerablemente en las próximas semanas. Por eso, lo mejor es hacerse la prueba unos días tras el retraso de la regla, de esta forma será más fiable la respuesta.

Prueba de orina

prueba
Fuente: Pexels

El test de embarazo de orina es la prueba más utilizada, puede conseguirse en cualquier farmacia. Los fabricantes recomiendan que la prueba se realice en los primeros días de retraso de la menstruación, lo ideal es a partir de los tres. Esto es porque la concentración de la hormona estará más elevada desde ese momento y antes el resultado podría salir inconcluso.

Para llevarla a cabo, hay diferentes versiones, una de ellas es aplicando una gota de orina en una banda química preparada durante unos segundos. Después los resultados se obtienen en poco tiempo, ya que solo es necesario esperar unos minutos. También existe la opción de sumergir la tira reactiva en un recipiente lleno de orina. Normalmente se incluyen varias tiras por lo que se puede repetir el test si se desea.

Como decíamos, las pruebas actuales tienen una alta sensibilidad y pueden incluso detectar niveles bajos de la hormona del embarazo. Lo más importante es que te hagas la prueba en los días correctos y no adelantarte en exceso. Además, debes tener en cuenta realizarla adecuadamente ya que a veces pueden darse malos resultados por falta de orina, por caducidad del test o simplemente por no llevar a cabo el proceso bien.

Prueba de sangre

La prueba de embarazo de sangre se analiza en el laboratorio y hace que sea más certera. En este caso, existen dos tipos de análisis:

  • Análisis cualitativo. Esta prueba se encarga de comprobar si la hormona del embarazo está presente o no en el cuerpo de la mujer, por lo que la respuesta va a ser afirmativa o negativa.
  • Análisis cuantitativo. Este análisis mide la cantidad de hCG que hay presente en la sangre, pudiendo detectar cantidades incluso mínimas. Por este motivo, esta prueba en concreto es muy precisa.

Los resultados que se obtienen con la prueba de embarazo con sangre tienen una fiabilidad mayor que los de la prueba de orina. No obstante, para obtenerlos hay que esperar entre unas horas o más de un día, por lo que no es tan inmediata.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo