Buscando el embarazo

Si evitas el alcohol en la segunda mitad del ciclo menstrual, podrías quedarte embarazada más fácilmente

Según un estudio publicado en Human Reproduction, el consumo de alcohol en la segunda mitad del ciclo podría estar relacionado con una disminución de las posibilidades para conseguir el embarazo.

copas
Fuente: iStock

Evitar el alcohol durante la segunda mitad del ciclo menstrual podría ser favorecedor para quedarse embarazada, según las conclusiones de un estudio que relaciona el consumo de bebidas alcohólicas con las posibilidades de lograr el embarazo.

El estudio ha sido publicado en Human Reproduction, una de las revistas de medicina reproductiva más conocidas del mundo y hace una investigación sobre la relación entre la ingesta de alcohol y la fecundabilidad -la probabilidad de concepción en un solo ciclo menstrual-.

Se trata de la primera observación que se hace en torno a este tema, en relación a las diferentes fases del ciclo menstrual de la mujer. Ha sido elaborado por varios investigadores bajo la dirección de la doctora Kira Taylor, profesora asociada de epidemiología y salud de la población en la Facultad de Salud Pública y Ciencias de la Información de la Universidad de Louisville (Estados Unidos).

Para el análisis se tuvieron en cuenta los datos del Estudio Mount Sinai de Mujeres Trabajadoras en Oficinas. Mujeres de 19 y 41 años a las que, entre 1990 y 1994, se les hizo un seguimiento de un máximo de 19 ciclos menstruales. Para ello, las mujeres rellenaron unos diarios informando de la cantidad y el tipo de alcohol que bebían, además de proporcionar muestras de orina los dos primeros días de cada ciclo.

Hicieron varias distinciones: el consumo excesivo de alcohol se consideró como la ingesta de más de seis bebidas alcohólicas semanales; el consumo moderado, como el consumo de tres a seis bebidas por semana y el consumo compulsivo, como cuatro o más bebidas en un solo día. Asimismo, cada bebida se entendió como un tercio de litro de cerveza, un vaso mediano de vino y un poco menos de un trago doble de licor.

Los investigadores también recogieron información sobre posibles factores que podrían influir en los resultados, tales como: la edad, el tabaquismo, los antecedentes médicos, el uso de métodos anticonceptivos, la obesidad y la intención de quedarse embarazada. Para el estudio más reciente se recopilaron los datos de 413 mujeres.

Conclusiones generales del estudio

Tal y como apunta el doctor Taylor, se descubrió que el consumo de alcohol en exceso durante cualquier etapa del ciclo menstrual estaba asociado de manera significativa a una probabilidad más baja de concepción, en comparación con las mujeres no bebedoras.

“Durante la fase lútea, que son las dos últimas semanas del ciclo menstrual antes de que comience el sangrado y cuando se produce el proceso de implantación, no sólo el consumo excesivo de alcohol sino también el moderado se asoció significativamente con una menor probabilidad de concepción. En el momento de la ovulación, normalmente alrededor del día 14 del ciclo, consumir mucho alcohol, ya sea en exceso o en atracones, se asoció significativamente con una reducción de las probabilidades de concepción”, señaló.

Tanto el consumo moderado como el excesivo a lo largo de la fase lútea se asoció a una reducción de las probabilidades para concebir de más o menos un 44 %.

El estudio no puede evidenciar que el consumo de alcohol cause una disminución de las posibilidades de quedarse embarazada, solo que puede haber relación con ello. Los mecanismos biológicos que podrían explicar este vínculo podrían ser:

  • Que el consumo de alcohol influye en los procesos que intervienen en la ovulación de forma que no se libera ningún óvulo durante la parte ovulatoria.
  • Que el alcohol podría afectar a la capacidad de un óvulo fecundado para implantarse en el útero.

Por último, el doctor hizo un importante apunte, pues estos resultados no deben entenderse como que la ingesta de bebidas alcohólicas evita el embarazo, ni se trata de un método anticonceptivo.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo