Ser Padres

¿Cómo elegir un carrito de bebé? Guía y pasos para no perderte

¿Qué diferencia hay entre carrito y sillita? ¿Y entre trío y dúo? ¿Es mejor elegir capazo o un convertible? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre los carritos de bebé para ayudarte a elegir el que más se adapte a tus necesidades.

El mundo de los carritos para bebé es bastante amplio. Tanto que, sobre todos los padres primerizos, se encuentran ante un mundo de palabras nuevas, modelos que no se habían imaginado y muchas opciones que nublan la idea que llevaban al entrar en la tienda. Tanto que, casi siempre, quedan embelesados y no saben qué elegir.
Fuente: iStock

¿Cómo elegir un carrito de bebé? Guía y pasos para no perderteFuente: iStock

Porque, estaréis de acuerdo con nosotros, antes de tener un bebé cerca, este mundo es un completo desconocido para la mayoría de la población. Y no tenemos porqué saber que existen los dúos, los tríos, los capazos, las sillitas con pliegue paraguas, los que llevan tres ruedas o cuatro ruedas. Son tantas las opciones que es necesaria una guía detallada a la hora de ir a elegir el que más nos convenga.
Antes de seguir, es necesario advertir a todos los padres (primerizos o no) que no hay un carrito mejor que otro: hay que elegir el que más se adapte a las necesidades de cada familia, que serán unas específicas (y no solo hablamos de precio). Y es que, no es lo mismo vivir en ciudad que en campo, hacer deporte o no hacerlo, tener una casa amplia o ir justos de espacio, el presupuesto,…
Como hoy en día es más difícil comprar un carrito de bebé que comprar un coche, es necesario leer esta guía para elegir el carrito antes de lanzarse a comprar el modelo más exclusivo o más bonito a simple vista.

¿Cuántas partes tiene un trío o silla evolutiva?

Tienen, como mucho, tres piezas, que son los conocidos como trío. Eso sí, aquí no entra el ‘chasis’ que será la única parte fija, compuesta por las patas y las ruedas.
Lo diferente será la parte de arriba, que son varias piezas que se pueden acoplar a ese chasis, en función de las necesidades del bebé y que se utilizan en etapas diferentes de su desarrollo. ¿Cuáles son esas partes?
  • El capazo (también conocido como cuco): será el primero que utilicéis. Se usará hasta que el bebé pueda mantener por sí solo el cuellito y la espalda. Es la típica pieza en la que el bebé va tumbado como si fuese una cuna
  • La silla de paseo: es la pieza que sigue al capazo, que se empezará a utilizar cuando el niño ya se mantenga solito erguido y hasta que empiece a andar.
  • El grupo 0: también se conoce como ‘huevo’ o Maxicosi (es una marca, pero su uso se ha extendido tanto que ahora a esta parte se la conoce así). Es la pieza que se adapta para ser sillita del coche y que lleva un asa para transportarla.
¿Hay que comprar estas tres piezas obligatoriamente cuando compremos un carrito para bebé? Nada más lejos de la realidad. Hay muchas marcas y modelos que vienen en pack ofreciendo todo esto, pero también se puede comprar por separado o, lo mejor, elegir la pieza o las piezas que se adapten a las necesidades de cada familia (y que no tienen porqué ser todas).
Debes saber, de igual manera, que no hace falta comprar un trío, ni un dúo (capazo y sillita), pues se puede comprar un carrito modo capazo y, posteriormente, hacerse con una sillita plegable que ocupe menos espacio.

¿Cómo saber qué partes de un carrito necesito?

En este apartado tienes que tener en cuenta que necesitarás sí o sí dos opciones para transportar al bebé:
  • Una que te permita transportarlo cuando vayáis caminando por la calle
  • Una que te permita transportarlo en coche
Para la primera opción podréis elegir entre comprar un capazo, como hemos explicado antes. El capazo podrá ser solo capazo o formar parte de un trío, en cuyo chasis se pueda acoplar más adelante la sillita. O, en su lugar, haceros con un grupo 0, que también se puede acoplar al chasis. Este os servirá, igualmente, de sillita de coche mientras el niño sea bebé, aunque, quizás, tengáis que comprar unas piezas para poder adaptarlo a los enganches del cinturón de seguridad.
Si elegís la segunda opción, tendréis que comprar exclusivamente la sillita del coche (algunas también sirven de grupo 0, aunque no se pueden adaptar a ningún chasis).
¿Tengo que elegir también el modelo de rueda en un carrito de bebé?
Como te decimos, tendrás que escoger el carrito que más se adapte a vuestras necesidades. En esto entran las ruedas:
-          Ruedas hinchables: estas se adaptan a cualquier terreno y amortiguan muy bien los baches, por lo que el carrito saltará muy poco.
-          Ruedas de goma: son parecidas a las de aire, aunque amortiguan menos los golpes
-          Ruedas rígidas: son las que menos amortiguan, así que te las recomendamos si vives en una zona urbana o con suelo liso. Los carritos que las llevan suelen ocupar poco espacio cuando se pliegan.
Además del material, fíjate bien en que tengan freno de bloqueo.

¿Qué otras cosas tener en cuenta a la hora de elegir el carrito para el bebé?

Otro de los imprescindibles, además del tipo de rueda, es el espacio que ocupa el carrito cerrado. No es lo mismo vivir en una casa amplia que en un piso pequeño donde, además, necesitéis ascensor comunitario. Si este es vuestro caso, lo mejor es hacerse con una sillita plegable que pueda incorporar un grupo 0 o un capazo. Y si tenéis que cargar con ello, lo mejor es que sea ligero.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking