Ser Padres

Cómo elegir la cuna

Una buena cuna debe reunir dos características fundamentales: seguridad y comodidad.

La seguridad tiene un doble objetivo: prevenir accidentes y lograr que el bebé se sienta seguro, pues no hay que olvidar que hasta su nacimiento, durante su sueño, se ha sentido arropado y protegido en el seno materno.

Ropa de cama

Conviene usar prendas suaves, de poco peso y preferiblemente acrílicas, para disminuir la posibilidad de alergias y facilitar su limpieza. Los bebés no deben usar almohada.
La cuna de viaje es para viajar y debe emplearse únicamente para esto. El bebé no suele dormir tan cómodo en ella como en su cuna permanente.

Las medidas aconsejables

Longitud 20-25 cm más que el bebé
Anchura 60-80 cm
Profundidad 30-80 cm
Distancia barrotes 4-7 cm
Altura Mínimo 30 cm
Protección Total y acolchada
Longitud/anchura Ajustado al somier
Profundidad 10 cm
Consistencia Semiduro
Asesor: Gonzalo Pin Arboledas, nuestro asesor experto en sueño infantil.
tracking